La vida es maravillosa. Y es tan maravillosa porque nos ofrece cotidianamente toques que nos lleven a reflexionar. La pena es que muchas de las personas no los aprecien. Hoy, por ejemplo, es lunes de pasión. ¿No les parece toda una señal que invita a la más profunda de las reflexiones?

 

 

No dejó de sorprenderme ver en directo cómo casi todos los políticos anoche, hasta el que apenas sacó una centena de votos, se veían todos victoriosos, pero con unos caretos que no podían disimular que la procesión iba por dentro. 

 

 

Tampoco deja de sorprenderme observar cómo hoy todos los escribidores sumisos al poder coinciden en señalar que Espot tiene que formar Govern. ¿Cómo que Espot tiene que formar Govern? ¿De dónde sale ésa monolectura? ¿Acaso ninguno de ellos es capaz de leer lo que el pueblo soberano reclama con los resultados de ayer? ¡Qué pena!

 

 

Me he pasado estas dos últimas semanas escuchando decir a todo el mundo que DA iba a sacar mayoría absoluta. Me he pasado estas dos últimas semanas viendo cómo una gran cantidad de gente ha tirado la toalla mucho antes de empezar. Y eso me apena, y mucho. Y me apena tanto porque yo manejo números, que siempre dicen muchísimo más que las palabras. Y durante esas dos semanas he callado porque tampoco tengo ningunas ganas de rebatir a nadie. Mi única respuesta ha sido para todos siempre la misma: "los partidos se acaban cuando se pita el final. Nunca antes". 

 

 

A la verdad absoluta solo se llega por dos caminos; por el lado de ciencias por la matemática pura. Y por el lado de letras por la filosofía pura. Y eso debió de pensar el bueno de Abu Abdallah Muḥammad ibn Mūsā al-Jwārizmī, un matemático que vivió entre el 750 y el 850. Miren si es importante Al-Jwārizmī que la palabra algoritmo proviene de él. Y hoy en día los algoritmos son la repera limonera. Aplicándolos adecuadamente, te cuentan las verdades del barquero, independientemente de lo que diga todo el mundo. Y a mí, mis números, me decían que ya que el ego de unos pocos podían poner peligro la plataforma transversal, el Govern de concertación o el todos contra DA, que cada uno lo llame como quiera, a mí tanto me da, algo había que hacer para que lo que ayer se hubiera solucionado por goleada, impidiera al menos no perder el partido, poder ir a la prórroga y hasta llegar la tanda de penaltis. Y esa es la única lectura correcta que se puede hacer de los resultados de anoche. Y si no, sumen todos los votos de lo que tendría que haber sido ésa plataforma transversal o el Govern de concertación o el todos contra DA. A todo eso, añádanle una sola lista con los mejores de cada una de ellas. ¡¡Sorprendente!!

¿Saben por qué ése discurso no ha acabado de llegar al pueblo soberano? Porque no ha habido un líder capaz de encabezar la plataforma transversal o el Govern de concertación o el todos contra DA. Y el pueblo soberano que que ha entendido que lo que ahora necesita Andorra imperiosamente es un cambio, ha votado en masa a lo que ellos han entendido que que han optado por una especie de plataforma transversal o el Govern de concertación o el todos contra DA, o como cada uno lo quiera llamar. Y ello ha llevado a que la gente haya votado más por descarte que por convencimiento. Luego, que los tertulianos de turno no les intenten justificar la abstención hablando de desapegos hacía la política porque si no hay un líder que encabece un proyecto, no se va a ninguna parte. 

 

 

Y en esa plataforma transversal o en el Govern de concertación o en el todos contra DA, tienen cabida todos excepto los de DA. Y los de DA no tienen cabida porque los verdugos jamás se pueden presentar como víctimas por mucho que lo intenten hasta poniendo una cara amable. 

 

 

Hoy mismo, sin más dilación, y en lo que tiene que ser el acto de la más grandiosa generosidad hacia el pueblo soberano, lo que tendría que haber sido la plataforma transversal o el Govern de concertación o el todos contra DA, se tienen que sentar en una mesa y no levantarse de ella hasta que se llegue, parafraseando a los católicos, a un Habemus Cap, y un Govern, que aunque no sea dels millors, va a sacar éste maravilloso país adelante. Y todo lo que no sea eso, será un nuevo fraude versus el pueblo soberano.  

 

 

Un nuevo amanecer ha llegado a Andorra. Y si los que han sido elegidos saben interpretar de una vez la voluntad del pueblo soberano, acabarán con la falta total de transparencia a la que DA nos ha sometido a lo largo de estos ocho años, acabarán con el nepotismo imperante, acabarán con todos esos cargos de libre elección a dedo, acabarán con los amiguetes metidos a profesionales de lo que sea, y acabarán con la NO separación real de los tres poderes. Y, lo más importante de todo, tienen que sacar a flote la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad de lo que aquí ha acontecido, poniendo toda la luz y todos los taquígrafos que sean necesarios. Porque el pueblo soberano tiene el derecho se saber la verdad, y ustedes el deber de contársela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.  

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.