En el mundo hay palabras que son muy difíciles de decir; una de ellas es el nombre de un pueblecito galés, al que sus habitantes suelen llamar con el diminutivo cariñoso de "Llanfair PG", y cuyo nombre es "Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch".  

Pero si hay una palabra muy difícil de decir para según qué tristísimos personajes es una tan simple como lo es la palabra perdón. Perdón. Y mira que es fácil de decir.

 

Perdón es lo que Doña Ángela Dorothea Kasner, más conocida como Ángela Merkel, pidió en su reciente visita al campo de Auschwitz. Perdón. Y aunque con 75 años de retraso, una canciller alemana por fin pidió perdón. Y eso la honra, y mucho, a Doña Ángela

 

 

Y si el perdón de Doña Ángela llega aunque sea con 75 años de retraso, que la iglesia pida perdón parece que no entre todavía en los planes de nadie. Y si no, miren cómo la iglesia se sigue pronunciando en su libro sagrado...

"A la mujer le dijo: «Multiplicaré tus dolores en el parto, y darás a luz a tus hijos con dolor. Desearás a tu marido, y él te dominará»". (Génesis 3:16). (Vean link aquí). 

"Si un hombre se encuentra casualmente con una joven virgen que no esté comprometida para casarse, y la obliga a acostarse con él, y son sorprendidos, el hombre le pagará al padre de la joven cincuenta monedas de plata, y además se casará con la joven por haberla deshonrado. En toda su vida no podrá divorciarse de ella". (Deuteronomio 22:28-29). (Vean link aquí). 

"El Señor le ordenó a Moisés  que les dijera a los israelitas: «Cuando una mujer conciba y dé a luz un niño, quedará impura durante siete días, como lo es en el tiempo de su menstruación. Al octavo día, el niño será circuncidado. La madre deberá permanecer treinta y tres días más purificándose de su flujo de sangre. No tocará ninguna cosa santa, ni irá al santuario, hasta que termine su período de purificación. Si da a luz una niña, la madre quedará impura durante dos semanas, como lo es en el tiempo de su menstruación, y permanecerá sesenta y seis días más purificándose de su flujo de sangre. Una vez cumplido su período de purificación, sea que haya tenido un niño o una niña, tomará un cordero de un año como holocausto, y un pichón de paloma o una tórtola como sacrificio expiatorio, y los llevará al sacerdote, a la entrada de la Tienda de reunión, quien los ofrecerá ante el Señor. Así el sacerdote hará propiciación por la mujer, y la purificará de su flujo de sangre. Esta es la ley concerniente a la mujer que dé a luz un niño o una niña". (Levítico 12:1-7). (Vean link aquí). 

"Si un hombre toma a una mujer y se llega a ella, y después la aborrece, y la acusa de actos vergonzosos y la difama públicamente, diciendo: “Tomé a esta mujer, pero al llegarme a ella no la encontré virgen”, entonces el padre y la madre de la joven tomarán las pruebas de la virginidad de la joven y las llevarán a los ancianos de la ciudad, a la puerta. Y el padre de la joven dirá a los ancianos: “Di mi hija por mujer a este hombre, pero él la aborreció; y he aquí, él le atribuye actos vergonzosos, diciendo: ‘No encontré virgen a tu hija.’ Pero esta es la prueba de la virginidad de mi hija.” Y extenderán la ropa delante de los ancianos de la ciudad. Y los ancianos de la ciudad tomarán al hombre y lo castigarán, y le pondrán una multa de cien siclos de plata, que darán al padre de la joven, porque difamó públicamente a una virgen de Israel. Y ella seguirá siendo su mujer; no podrá despedirla en todos sus días. Pero si el asunto es verdad, que la joven no fue hallada virgen, entonces llevarán a la joven a la puerta de la casa de su padre, y los hombres de su ciudad la apedrearán hasta que muera, porque ella ha cometido una infamia en Israel prostituyéndose en la casa de su padre; así quitarás el mal de en medio de ti". ( Deuteronomio 22:13-21). (Vean link aquí). 

"Pero toda mujer que tiene la cabeza descubierta mientras ora o profetiza, deshonra su cabeza; porque se hace una con la que está rapada. Porque si la mujer no se cubre la cabeza, que también se corte el cabello; pero si es deshonroso para la mujer cortarse el cabello, o raparse, que se cubra. Pues el hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del hombre. Porque el hombre no procede de la mujer, sino la mujer del hombre". (Corintios 11:5-8). (Vean link aquí). 

"Como es costumbre en las congregaciones de los creyentes, guarden las mujeres silencio en la iglesia, pues no les está permitido hablar. Que estén sumisas, como lo establece la ley. Si quieren saber algo, que se lo pregunten en casa a sus esposos; porque no está bien visto que una mujer hable en la iglesia". (Corintios 14:33-35). (Vean link aquí). 

Y sin con ello no hay bastante, que hay más, veamos cómo se refieren algunos prohombres de la iglesia...

"La mujer es una burra tozuda, un gusano terrible en el corazón del hombre, hija de la mentira, centinela del infierno, ella ha expulsado a Adán del Paraíso". (San Agustín). 

"Soberana peste es la mujer, dardo del demonio. ¡Por medio de la mujer el diablo ha triunfado de Adán y le hizo perder el Paraíso!". (Juan Damasceno). 

"La mujer es un error de la naturaleza, nace de un esperma en mal estado". (San Juan Crisóstomo). 

"Los hombres tienen hombros anchos y caderas estrechas. Están dotados de inteligencia. Las mujeres tienen hombros estrechos y caderas anchas, para tener hijos y quedarse en casa". (Santo Tomás de Aquino). 

 

 

Cuando escuchas a según quiénes argumentar que modificar algunas leyes podrían poner en peligro las "tradicionales instituciones seculares" andorranas, habría qué preguntarles a todos ellos si dichas "tradicionales instituciones seculares" están dispuestas a modificar su libro sagrado y contradecir a algunos de sus máximos prohombres, o por el contrario van a seguir en lo que parece ser su tradicional inmovilismo secular forever and ever...

 

 

Lo que no parece que vaya a cambiar en demasía es su también tradicional y secular manera de repartir justicia; a los de la "cuchipandi", una..., y los demás, otra. Y no tiene nada que ver la de los unos, los de la "cuchipandi", con la de los otros, el resto. 

 

 

Que no todos podemos pensar igual, está más que claro. En el mundo somos más de ocho mil millones de personas y ya se sabe que cada persona es un mundo. Pero hay cosas en las que casi todos podríamos estar de acuerdo. Todos hemos nacido de una mujer. Y a la mujer hay que respetarla, y punto. ¿O acaso todos estos que escribieron en su libro sagrado y todos esos prohombres nacieron de algo que no fuera una mujer? ¿Qué tal si empiezan a pedir perdón a todas las mujeres que en la vida ha habido? Aunque tarde, dix fois trop tard, cent fois trop tard, sería toda una muestra de intenciones y de que todo su tinglado lo van a empezar a cambiar. Todos tenemos derecho a equivocarnos, que para eso somos humanos, pero les puedo asegurar que pedir perdón nos haría a todos mucho más humanos. 

 

 

 

Tener a la masa "aborregada", ha sido desde siempre su única táctica para seguir intentando estar en el poder. Es responsabilidad de todos nosotros seguir permitiéndoselo. El día que el pueblo diga basta, todos ellos, a la canasta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.