Vaya por delante la proclama de mi total solidaridad y toda mi admiración para con todas aquellas personas que pese a estar sufriendo desde hace ya demasiado tiempo todas las "injusticias supinas" que desde el poder se han estado cometiendo, lo han hecho de pie, sin dejar amilanarse por ninguno de ellos.

 

 

Vaya por delante la proclama de mi total solidaridad y toda mi admiración, además de toda mi amistad para ése CaballeroCaballero con mayúscula porque es uno de los pocos caballeros que habitan en éste país, y Caballero con mayúscula porque está soportando de manera estoica la cruzada inquisitoria que desde el poder se dictó contra él; su único delito, intentar aportar "seny" a todo ése desmadre de proporciones galácticas que se provocó a raíz del Infame 10 de marzo de 2015. 

 

 

Que desde que nacemos no hay nadie que tenga las mismas aptitudes, no habría ni que defenderlo. Pero lo que sí que podríamos tener todos es la misma actitud frente a todas y cada una de las injusticias que observamos cada día a nuestro alrededor. Y no, no me vale todas ésas impresentables excusas que se inventan todos aquellos cuya única actitud es la de esconder la cabeza debajo del ala frente a las injusticias que se cometen, incluso contra ellos mismos. Cuando veo ciertas actitudes, me producen una mezcla de asco y pena. Y asco va en primer lugar porque cuantitativamente es lo que más me da. Actitudes de gente que les han partido la vida en dos, de gente que les han arrebatado todos sus sueños, todo su bienestar, todo su presente y futuro..., y que se consuelan con quejarse, tímidamente, desde sus redes sociales. 

 

 

Disfruten de su mediocre vida, pero al menos tengan la vergüenza de no hacerla pública en sus redes sociales porque son motivo de burla, chanza, guasa, mofa y pitorreo. 

 

 

Nos hemos dotado de buenas herramientas pero toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, le han dado vueltas y vueltas hasta convertir en armas arrojadizas contra su propio pueblo todas ésas buenas herramientas con las que nos dotamos. ¿En qué cabeza cabe que, por ejemplo, Alphonse Gabriel Capone pusiera una querella criminal contra Eliot Ness y sus Intocables, y se la aceptaran? Pues eso es lo que anda intentando el primogénito de ésa saga familiar catalana que impuso la corrupción en Catalunya. La corrupción institucionalizada se basa en la total impunidad de la que pretenden gozar todos aquellos que la ejercen. Y no les duelen prendas llevarse por delante a quiénes sean con tal de conseguir sus objetivos. Por lo civil, por lo penal o por lo militar; todo vale. Y cuando los enganchan, siempre los acaban enganchando, ninguno se retracta de todos los abusos cometidos sino que aún todos tienen la manía de disparar contra aquellos que les destaparon públicamente todas sus tropelías. Eso sí que les fastidia enormemente porque, para sus enfermas cabezas, ellos son los ejemplares. 

 

 

Acabar con la corrupción institucional es relativamente fácil. Tan solo se necesitan unos cuantos valientes que no tengan miedo a todos ésos mecanismos con los que los corruptos institucionales se dotan. Y si se les tiene que meter en la cárcel a todos, se les mete. A todos ellos, a todos los colaboradores, a todos los cómplices, a todos los tontos útiles, a todos los jueces y fiscales que les hayan consentido cometer todas sus tropelías, a todos los que no los hayan denunciado, pudiéndolo haber hecho. 

 

 

Se necesitan valientes; ciudadanos que no tengan miedo de sufrir una buena temporada los abusos que se van a cometer contra ellos; y si no es contra ellos, los cometerán contra sus familiares, sus padres, sus hijos, sus amigos y conocidos, sus empresas. Al final se olvidan que ellos también tienen familiares, padres, hijos, amigos y conocidos, incluso empresas. A ver qué tal les sienta probar su misma medicina, o que la prueben sus familiares, padres, hijos, porque alguno tiene más de un hijo, puede que dos, puede que tres y hasta puede que cuatro o más. 

 

 

Y si lo de la justicia en España es un cachondeo total, tan solo hace falta recordar aquel WhatsApp de "Con otras palabras, obtenemos lo mismo numéricamente, pero ponemos un Presidente excepcional, que fue vetado por Rubalcaba en 2013, y ahora no. Un presidente gran jurista con muchísima experiencia en el Supremo, que prestigiará el TS y el CGPJ, que falta le hace, y con una capacidad de liderazgo y auctoritas para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0. Y además controlando la sala segunda desde detrás y presidiendo la sala 61. Ha sido una jugada estupenda que he vivido desde la primera línea", o las grabaciones aquellas del "esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión", para verificarlo, lo de Andorra no se queda atrás.

Si quieren ver lo que es influenciar a los legisladores, busquen a quién dijo lo siguiente, y cito textualmente: "Aleshores, devant d'aquestes causes, com més important és l'afer més difícil és tirar endevant perquè és lògic hi ha més possibilitats i és normal ells defensen el seu client i nosaltres hem de tenir instruments eficaços per fer front a aquestes defenses". 

Ya está bien de paralogizar y de peleles que no saben dónde tienen la mano derecha ni la izquierda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

Comentaris (1)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.