Decía el gran Eugen Berthold Friedrich Brecht que "las crisis se producen cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer". Y qué razón tenía el bueno de Eugen.

Andorra, ¿cómo no va a estar en crisis permanentemente si lleva décadas debatiéndose entre lo ancestral, lo viejo y lo nuevo? Los Pareatges tienen más de 7 siglos, La Constitución 26 años y los medios audiovisuales acaban de llegar a los años 60. Lo de anoche, el debate que hubo con la presencia de los 7 candidatos, es anterior al 26 de septiembre de 1960, fecha en la que cambió la televisión y la política.

 

 

Ése día, un joven John Fitzgerald Kennedy protagonizó el primer debate político televisado de la historia con Richard Milhous Nixon, y fue seguido por nada menos que 70 millones de norteamericanos. (Para que ustedes se hagan una idea de la importancia de lo que aquello supuso les diré que, por ejemplo, el debate entre Barack Hussein Obama II y Willard Mitt Romney apenas fue seguido por 60 millones de compatriotas). Nixon, que no quiso maquillarse, vistió un triste traje gris y perdió. JFK cuidó su imagen a conciencia, tomó el sol para lucir un moreno envidiable y ganó 

 

 

No, no voy a entrar en el debate hoy. Eso ya lo ha hecho alguien que sabe mucho más que yo. Hoy lo que quiero exponer es mi total perplejidad por lo ocurrido anoche. Desconozco el por qué habiendo una radio y televisión pública, con un coste de casi 4.000.000 de euros, el acto no ha sido transmitido por ellos. ¿Acaso no existen hoy en día otras alternativas a las "clásicas"? ¿Acaso el pueblo soberano no tiene derecho a ver las caras de los candidatos? ¿Acaso el pueblo soberano no tiene derecho a ver las caras que han puesto los candidatos ante según que antológicas propuestas? ¿Es que el pueblo soberano no tiene derecho a ver cómo se ha reprendido a uno de los candidatos por parte de uno de los moderadores? Preguntas...

 

 

Veamos, ya que la radio y televisión pública no han emitido el debate, qué medios se habrían tenido que utilizar para poder realizarlo en streaming; lo mínimo imprescindible para hacer un streaming es:

  • Una cámara
  • Un micrófono o fuente de sonido por línea
  • Un ordenador
  • Una capturadora de vídeo
  • Conexión a internet de banda ancha (preferiblemente por cable)

Sin lugar a dudas, y dada la importancia del debate por lo que todos nos estamos jugando, a lo básico habría que añadir tantos micros como personas fueran a hablar, alguna cámara más, los trípodes necesarios y una mesa mezcladora de audio y de video. En un evento organizado por la Associació de Professionals de la Comunicació d'Andorra, que no por ningún medio ni público ni privado, no creo que entre todos ellos hubiera habido ningún problema para encontrar técnicos que habrían sabido hacer funcionar lo que a algunos les debe de parecer un invento del añorado profesor Franz de Copenhague del TBO.  

 

 

En pleno siglo XXI que un peís en el que sus gobernantes se llenan la boca con las "nuevas tecnologías", en un peís en el que sus gobernantes, teniendo uno de los precios menos competitivos de teléfono de todo el mundo mundial, todavía pretenden traer "empresas tecnológicas TOP", un peís en el que las comunicaciones son las que son, un peís en el que crear una empresa cuesta lo que cuesta, un peís en el que no hay seguridad jurídica, un peís en el que algunos se siguen haciendo pajas mentales con trivialidades como la "Marca Andorra", no poder emitir en directo el debate de anoche dice muchísimo de la patética situación real en la que se encuentra Andorra. Lo que deben de pensar de nosotros las "empresas tecnológicas TOP" es mejor que no lo sepamos porque se nos iba a caer la cara de vergüenza a todos. 

 

 

Jacqueline Lee Bouvier fue una de las personas que tuvo el inmenso placer de asistir ése 26 de septiembre de 1960 al debate que protagonizaron su marido y Nixon. A la muerte de su marido, ya  Jacqueline Lee Kennedy, que promovió el mito del Creating Camelot, sentenció en la revista Life que "en La Casa Blanca habrá grandes presidentes nuevamente, pero no habrá otro Camelot". Y no lo ha habido nunca más.

 

 

Por último quiero hablarles de Ronaldo de Assis Moreira. Sin lugar a dudas uno de los mejores futbolistas que han habido en toda la historia del fútbol mundial. Pero a Ronaldinho no se le puede considerar un buen profesional del fútbol porque él simplemente no se comportaba como lo debe hacer todo aquel que se considere un profesional del fútbol. Y eso se lo podrá aseverar cualquiera de sus excompañeros o cualquiera que entienda algo de ése deporte. Un buen profesional es, sin lugar a duda, otra cosa.

 

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.