"Un idiota es un idiota. Dos idiotas son dos idiotas. Diez mil idiotas son un partido político". Esta frase de František Kafka, más conocido como Franz Kafka, es de las mejores definiciones que se pueden encontrar sobre qué son los partidos políticos.   

 

 

Por mucho que algunos de los miembros que todavía forman parte del Govern dels millors, o del grupo parlamentario que le ha dado cobertura desde su mayoría en el Consell, se sigan empeñando en intentar convencerles que la culpa de todo lo que aquí ha acontecido la tiene el "Chachachá", o cualquiera que haya tenido que ver con el poder desde 1278, o la mala situación económica por la que pasan nuestros poderosos vecinos del norte y del sur, el sentido común nos dice todo lo contrario. El "Chachachá" es un baile de origen cubano, derivado de la rumba y del mambo, desde 1278 ha llovido, nevado y salido mucho el sol, y la penosa situación económica por la que pasan nuestros vecinos del norte y del sur no ha sido ningún óbice para que dos pequeños estados, Gibraltar, que sólo tiene frontera con España, o Mónaco, que sólo tiene frontera con Francia, estén atravesando por el mejor momento de toda su Historia

¿Y quieren saber la realidad de por qué tanto en Gibraltar como en Mónaco van como un tiro? Pues porque en ambos países manda el "talento". (Tan simple como eso). Talento para que Gibraltar esté instalado bajo el paraguas de UK, y que Mónaco lo esté de Francia. Talento para haberse sabido adaptar a los nuevos tiempos. Talento para impedir que los EE.UU. y la UE los hayan hecho pasar por el aro. Talento para tomar sus "propias decisiones" con toda la calma del mundo. Talento para no permitir "injerencias" de ningún tipo y mucho menos "extranjeras". Talento para haber sabido poner el "listón" tan alto que a esos países no pueda ir cualquiera. Talento, en definitiva, de haber sabido poner en el mando a los que poseen "talento". 

 

 

Y mientras esos dos pequeños estados, como el nuestro, van a las mil maravillas, nuestro peís ni va, ni nadie espera que vaya, a no ser que se produzca un profundo y radical cambio de la clase dirigente. En nuestro peís no manda el talento. En nuestro peís al talento se le persigue. Es más, en nuestro peís al talento se le desprecia, se le castiga y se consigue que se vaya para no volver nunca jamás. Y como que nuestros patéticos gobernantes se pasan el día copiando lo peor de lo peor de nuestros poderosos vecinos, ¿por qué no copiar lo de los partidos políticos en los que no ascienden nunca los mejores sino los que más codazos saben dar para llegar al poder? ¿Qué puede saber un "mal chispa" de fiscalidad por mucho que se ponga el rancio traje de algún bautizo o boda, o por mucho que se disfrace? ¿Qué cuestiones va a solventar ése mismo "mal chispa" si no sabe ni dónde tiene la mano derecha ni la izquierda? ¿Qué credibilidad puede tener ése mismo "mal chispa" si se ha ofrecido a todos y cada uno de los partidos políticos para aspirar a "calentar la silla que sea", debe ser para lo único que vale, en dónde sea? Y así, todo...

 

 

Andorra necesita una profunda transformación. Andorra, al igual que los EE.UU., ésa es una de sus mayores grandezas, necesita urgentemente aceptar el talento, venga de dónde venga. Andorra, nuestro peís, posee todos los mecanismos para aspirar a ser como Gibraltar y Mónaco. O como Chipre, Islandia, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, NoruegaSan Marino. Sólo hace falta talento

Leo, hace tiempo que no soporto seguir las sesiones del Consell, que ayer nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio, se permitió el lujo de pretender hacer balance de "sus 25 años" como político. Esto ya es el colmo de todos los colmos. Un cero pateteropa' casa. Ya has pasado a la Historia como el peor Cap de Govern dels millors. Tú y todos tus acólitos, adláterescorreveidilesabrazafarolas y algunos otros personajes variopintos de los que tan mal te has sabido y querido rodear. 

 

 

Todos ellos capaces de "proclamar" a los cuatro vientos sus más que "temerarias ideas" y que como no podía ser de otra manera, han acabado como el "rosario de la Aurora". Eso sí, pagando siempre el pueblo. Es tan grande la cantidad de despropósitos cometidos que no me voy a poner a enumerarlos. El pueblo los conoce de sobras. Y el pueblo en las próximas elecciones os las va a hacer pagar. 

 

 

Ya está bien de "mediocres" en el poder. Ya está bien de "mediocres" que careciendo de ninguna capacidad para reconocer su "mediocridad" ayer mismo ya "lloraban" por las redes sociales sus ridículas e ilusorias "bondades" como "dirigentes". Y eso ya es el colmo de la desfachatez. Ni sabéis el significado de "bondad" ni el de "dirigente". Otro clamoroso y tremendo cero patatero para todos y pa' casa

 

 

Andorra necesita urgentemente un "cambio" que no un "recambio". En Andorra no se puede aplicar la doctrina "Infanta" en la que una mujer consiguió no ser declarada culpable de lo que hacía su marido por "desconocimiento". ¿Acaso algunos de los que habéis salido en la foto desde antes del principio de todos los despropósitos continuados que se han cometido en éste peís, y que ahora pretendéis seguir instalados en el poder, no os habéis enterado de nada? ¿De verdad tenéis al pueblo por tan tonto? 

Andorra no se puede seguir permitiendo estar a la cola de los pequeños estados. Andorra ya no se puede seguir permitiendo estar a merced de las injerencias de unos y otros. Andorra es un peís soberano, a pesar de sus poco talentosos dirigentes, y ésa soberanía radica en el pueblo. Y el pueblo, siempre se ha dicho, es sabio. 

 

 

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.