La famosísima – histórica, para el cine – escena del camarote en Una noche en la ópera es el ejemplo perfecto de algarabía en un espacio reducido: en una conejera que no supera los dos metros cuadrados – y en la que ya están amontonados los Hermanos Marx y su voluminoso equipaje – comienzan a aparecer un fontanero con enorme llave inglesa; unas camareras que pretenden poner en orden el cubículo; una manicura a la que, como es natural, Groucho intenta seducir; y los camareros con enormes bandejas. Aparentemente, allí cada cual está haciendo algo: fontanería, manicura, servir comida, limpiar, dormir. Pero, en realidad, nadie hace nada más que incordiar a los demás. En ése lugar dónde Groucho planea su íntima cita amorosa, y acaba por convertirse en el rincón más poblado del planeta, se contienen algunas de las esencias de ese “más difícil todavía” que convierte a una buena comedia en mejor. Para acabar, ya abarrotado el camarote de polizones, fontaneros, camareros, masajista, aparece una manicura que pregunta a Groucho: “¿Cómo desea las uñas, cortas o largas?”, y él responde: “Cortas, cada vez queda menos sitio por aquí”.

 

 

Aparentemente TODO el mundo está haciendo algo, pero en realidad NADIE hace nada, salvo incordiar a los demás. Pues ésa debe ser actualmente la situación en "el camarote del Govern dels millors". 

 

 

Two scrambled eggs, and two medium-boiled eggs

 

El Copríncipe Episcopal no esconde su deseo que el sucesor de nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio sea Vicenç Mateu Zamora. Y quiere que sea ése el sucesor porque el Obispado tiene, y mucho, que defender sus intereses en su banco de cabecera. Y su banco de cabecera se las está pasando más que "canutas" por muchísimas cosas de las que algún día hablaremos. (Por mucho que el personal relacione a La Caixa con el pasado del Crèdit Andorrà, fue en realidad el "ahora también desaparecido" Banco Popular el que dio forma a su estructura accionarial. La única diferencia es que la "sindicatura de acionistas delBanco Popular" sólo llegó a tener el 9'6% del banco, mientras que en Crèdit Andorrà ése porcentaje es mayor). 

 

Two fried eggs, two poached eggs

 

Como no podía ser de otra manera la familia de Sant Julià también tiene, y mucho, que defender sus intereses en su banco. Por eso apuestan a que el sucesor de nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio sea Gilbert Saboya Sunyé. Y su banco, del que son accionistas significativos, se las está pasando más que "canutas" por muchísimas cosas de las que algún día hablaremos.

 

Make that three hard-boiled eggs

 

Como si no hubiera demasiados choques entre los intereses de los dos anteriores, nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio, por lo que tengo entendido, también tiene elegido su propio sucesor, que no es otro que Josep Pintat Solans. Según cuentan las malas lenguas nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio habría llegado a pactar con Pintat que, en caso que fuera elegido Cap de Govern, éste no levantaría las alfombras para que nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio pudiera tener un "digno" retiro dorado. 

 

¿Are those my hard-boiled eggs?

 

Y claro, el partido que ha estado soporte al Govern dels millors también quiere decir la suya y su apuesta a sucesor es Xavier Espot Zamora. Pero al entorno familiar de Espot no le acaba de convencer la idea. Por una u otra cuestión, en las que no pienso entrar, su familia le está suplicando que se ocupe y preocupe por los negocios familiares. 

Llegados a éste extremo, imagino que "el camarote del Govern dels millors" no tiene nada que envidiar al de los Hermanos Marx. Con una gran diferencia; mientras que los Hermanos Marx elevaron a la enésima su delirante escena, el Govern dels millors se empeña en seguir haciendo el ridículo, que debe ser su única seña de identidad tras sus dos más que nefastos mandatos.

 

¡¡Y dos huevos fritos!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.