Escribía Roberto Centeno González, doctor ingeniero de Minas por la Universidad Politécnica de Madrid y también doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, el 16 de junio de 2014, en su artículo "El juancarlismo deja España al borde del abismo", en El Confidencial, que "en 1979 y como consecuencia de la crisis de los ayatolás en Irán, España estuvo durante muchos meses bordeando el desabastecimiento de petróleo. El vicepresidente Fernando Abril me nombró responsable de garantizar nuestro abastecimiento, dándome carta blanca para buscar suministros adicionales donde fuera. El entonces embajador de España en Kuwait, Fernando Schwarzt, un embajador de los de verdad, no como la chusma nombrada a dedo que hoy nos representa, me dijo que tenía una gran amistad con la familia Al-Sabah reinante en Kuwait y que podría conseguirnos petróleo adicional. Volé inmediatamente a Kuwait y, gracias a este gran embajador que hacía su trabajo, pude contratar un primer cargamento de 150.000 toneladas. Al volver tenía varias llamadas de mi jefe, Fernández Ordoñez, pidiendo que fuera a verle de inmediato. 

Fui encantado, pensando en una efusiva felicitación. Nada más lejos. Al llegar a su despacho de la calle de Alcalá, Fernández Ordóñez se puso en pie, levantó los brazos al cielo y me dijo: “La que has liado, Roberto, me vas a buscar la ruina”. Me quedé atónito, ¿pero de qué me hablas, si acabo de contratar un cargamento en Kuwait que nos garantiza el abastecimiento dos o tres semanas? “Mira, me dijo, ha estado aquí Manolo Prado –senador, diplomático y administrador privado del rey Juan Carlos durante dos décadas–, que se ha enterado que estabas en Kuwait y me ha montado un pollo que no puedes imaginar, me ha dicho que Arabia Saudí y los Emiratos son exclusivamente suyos y nadie más que él puede negociar ni un barril, así que ni se te ocurra volver a hacer nada parecido”. Mi sorpresa se tornó en ira, así que, con la confianza y el cariño que siempre tuve por Fernández Ordóñez, le dije: “No tengo ni idea quién es ese tío, pero el responsable de garantizar los suministros soy yo y no ese tal Manolo, que ni siquiera sé quién es”. 

Entonces fue Fernández Ordóñez quien se quedó atónito: “Pero vamos a ver, Roberto, ¿tú en que mundo vives?, ¿es que no sabes a quién representa Manolo Prado?”. Realmente no lo sabía y resultaba que la altísima instancia a la que representaba tenía el monopolio de nuestros suministros extra durante la crisis. Y, por cierto, nadie hablaba de precios: Hacienda pagaba por el petróleo lo que ponía en la factura, sin entrar en averiguación alguna y menos cometer la ordinariez de decir que se podía comprar más barato cuando el conseguidor era Prado. Así que, cuando se conoce la realidad de primera mano y se ve a la clase política corrupta y cortesana deshacerse en elogios al Rey como el otro día en la farsa que llaman Parlamento, a uno le dan ganas de marcharse de España".

¡No sabia quién era Manolo Prado y Colón de Carvajal, ni a quién representaba! ¡Menudo pecado acababa de cometer el bueno del profesor Roberto Centeno González!

Manolo Prado y Colón de Carvajal era, entre otras muchísimas cosas, el administrador de un tal Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias que un buen día llegó a Rey con el nombre de Juan Carlos I. También fue el hombre al que Felipe González Marquez se refería, en presencia de Sabino Fernández Campo, con un "¡Y dile a Manolo que se conforme con el 2%, porque cobrar el 20% es una barbaridad!". También fue el hombre que cargó sobre sus espaldas con los 100.000.000 de dólares que se volatizaron de KIO. ¿Su último sacrificio por su amigo/administrado? Y también es el padre de Borja Prado Eulate, presidente de ENDESA desde 2010. ¿Casualidad entre las casualidades?

El 29 de octubre de 2015 Gregorio Morán en una entrevista concedida en El Confidencial decía que "Juan Carlos I fue el mayor comisionista del país, su corrupción era descarada", para añadir más adelante que "lo suyo con la corrupción fue un descaro. Los barcos… Todo, todo. Juan Carlos I fue, sin ninguna duda, el mayor comisionista que hubo en este país. Donde olía dinero, ahí estaba. Una obsesión que venía de Fernando VII, pura tradición borbónica. Lo gracioso es que lo justificaban diciendo que Juan Carlos I había tenido muchas dificultades económicas de joven. ¡Eso es una sucia mentira! Los Borbones no tuvieron dificultades económicas nunca".

¡Gregorio Morán fue despedido de La Vanguardia, propiedad del Conde de Godó, vía burofax, el 28 de julio de 2017!

Hoy mismo el Notario de Barcelona Carlos Masiá Martí en una entrevista a Esteban Urreiztieta en El Mundo dice que "pusimos antes a la Infanta Cristina en AIZOON porque su DNI es un escudo fiscal", para añadir más adelante " Miguel Tejeiro [abogado, cuñado de Diego Torres y secretario del Instituto Nóos] me hizo el encargo. Comíamos habitualmente en el Real Club de Polo de Barcelona y en una ocasión me dijo: «Tengo que ir a tu despacho a comentarte un tema». Vino en 2003 y me dijo que Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón querían constituir Aizoon. Le aconsejé que no pusieran a la Infanta por si había una quiebra o percance, pero dijo que tenía que ser así. Era una decisión tomada. En una reunión previa me había comentado algo que no sabía y es que los DNI de la Familia Real tienen una protección especial, me dio a entender que servían de escudo fiscal y que cuando la Agencia Tributaria los introducía en su ordenador, los rechazaba. Me dijo que del uno al diez estaban reservados para la familia Franco y, a continuación, para la Familia Real hasta el número 100. Le dije a Miguel que el administrador de la sociedad, que era Iñaki, debía figurar el primero, pero me dijo que la primera debía ser Cristina. Es la primera vez en 20 años de profesión que no figuraba primero el administrador. Me dijo: «No aceptamos otro orden y si no aceptas, nos vamos a otro notario». Me insistió en que la Infanta tenía el DNI 14Z. No había que ser muy listo para entenderlo, me lo dejó bastante claro".

¡Y pretenden hacer creer a todos los españoles que Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia no sabía nada!

Hoy Iñaki Urdangarín Liebaert ha entrado en la prisión de mujeres de Brieva, Ávila, para pasar un tiempo, ya veremos cuánto, en ella. Pienso que el otrora "duque em...Palma...do" ha devenido en el "dique de contención" que su familia política ha utilizado con el único fin de intentar evitar que no les salpique más todos los despropósitos cometidos en España durante décadas. La pregunta que deberían hacerse todos los españoles es, ¿Iñaki Urdangarin Liebaert ha hecho algo que no haya hecho antes su suegro?

No me extraña que su hermana, Ana Urdangarin Liebaert, proclamase hace tres días que "si mi padre viviera, quemaría la Zarzuela".

¡Su padre Juan María Urdangarin Berriochoa, militante histórico del PNV, fue durante años presidente de la Caja de Ahorros de Vitoria y Álava (Caja Vital). ¡Qué no sabría ése hombre! ¿Sabía más que Jordi Pujol i Soley? ¿Sabía menos que Jordi Pujol i Soley?

La pregunta que nos deberíamos hacer los de Andorra es, ¿en qué entidad bancaria están bloquedas las cuentas de Iñaki Urdangarin Liebaert y su socio Diego Torres? ¿Puede que sea la misma entidad de la famosa cuenta "Soleado"? Cuando se trata de ésa entidad bancaria, ésa que hay que salvar contra viento y marea, la respuesta ya se la digo yo: "secreto", "confidencial", etc...

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.