El pasado 28 de mayo el rey Juan Carlos I comunicaba a su hijo, el rey Felipe VI, su voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales y completar su retirada de la vida pública a partir del próximo día 2 de junio, fecha en la que se cumplen cinco años desde el anuncio de su abdicación de la Corona de España tras el escándalo del caso Nóos. (Vean link aquí). 

 

 

Desde entonces por la villa y corte no han cesado los rumores del por qué de dicha decisión; que si no se aguantan con la consorte del hijo, que si el hijo no perdona al padre los excesos cometidos contra la "profesional", tal y como el mismo rey emérito calificó a su señora, que si... Vayan ustedes a saber cuántas cosas se han filtrado, con total alevosía, desde ése misterioso departamento de desinformación real. Lo cierto es que el apodado "campechano" ha desaparecido del mapa. Pero, ¿ha desaparecido del todo?, ¿ha desaparecido por todo lo filtrado por el departamento de desinformación real o se ha visto obligado ante lo que ahora empieza a salir a la luz desde la opaca Suiza?

 

 

Resulta que ahora nos empezamos a enterar que en la opaca Suiza, la fiscalía que actúa de oficio, al menos así lo hace la fiscalía de la luterana Genève, tal y como publicaba ayer la Tribune de Genève. (Vean link aquí). En Suiza se pasan por el arco del triunfo todas las justificaciones teológicas que desde siempre han pretendido justificar las monarquías absolutas, con bobadas como que el poder de los reyes emana de dios y que solo los reyes pueden responder ante el ser supremo. 

 

 

En Suiza tienen la santa suerte de proporcionar su Guardia al Papa, pero el Papa, a cambio, no se mete en sus asuntos internos. ¿Se imaginan que Suiza permitiera al Papa, o alguno de sus innumerables subalternos, meter las narices en sus asuntos? (En Suiza ¡¡SÍ!! que saben lo que es defender su SOBERANÍA). Además, si el heredero del que fundó la Iglesia se tiene que preocupar de los pobres, y el rey se tiene que preocupar por su pueblo llano, ¿me pueden decir que hace el primero ocupándose de los ricos, y el segundo haciendo negocios a espalda de su pueblo llano?

 

 

De los cuatro que aparecen en la foto, el más alto, está en la cárcel. La de la derecha se ve que lo está pasando fatal tras comprobar el deterioro físico de su marido en la cárcel, vean link aquí, la de la izquierda se muestra "encantada de cooperar con la justicia española", vean link aquí, y eso después de haber acusado al menos alto de esconder su patrimonio con ella misma de testaferro, vean link aquí. Y el menos alto, qué quieren que les diga del menos alto que todos ustedes no sepan. (Menuda foto; parece tomada también en la boda de la hija de aquel que en su día fue presidente de gobierno). 

Parece que a todos estos de la foto, y a varios de sus adláteres, correveidiles, abrazafarolas y otros especímenes varios, los tiempos de las risotadas se les han acabado.

 

 

Y a estas alturas de la película ya no les va a valer para nada aquella excusilla del "lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a pasar más".  

 

 

Y si a todos estos que han llegado al poder "por la gracia de dios", (al pueblo llano que les ha tenido que aguantar "maldita gracia" les ha hecho), les está llegando su San Martín, ¿qué les va a llegar a todos los "bobones", más altos, menos altos, enanos, y directamente enanos, física y mentalmente, que han pretendido hacer lo mismo en otros países? Pues lo mismo y, encima, sin ninguna protección papal. 

Lo dicho, ... pongan las suyas a remojar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.