Si les hablo de María Begoña Gómez Fernández, a muy pocos de ustedes les dirá nada ése nombre. Si les digo, para evitarles que miren en Google, que es licenciada en Márketing por ESIC Business and Marketing School, y que posee dos Másters, uno en administración y dirección de empresas (MBA) y otro en administración de relación con clientes (CRM), tampoco les dirá demasiado. Si a todo lo anterior le añado que no hace tanto, en agosto de 2018, ha sido nombrada directora del África Centre, un centro de la IE University, del grupo Instituto de Empresa español, aún les dirá menos. Y hasta puede que con su currículum sea más que suficiente para justificar dicho nombramiento.

Pero si les aclaro que María Begoña Gómez Fernández es la esposa de Pedro Sánchez Pérez-Castejón, que sin que nadie sepa cómo llegó a La Moncloa en junio de 2018, el asunto empieza francamente a oler fatal.

 

 

¿Puede ser casualidad que se haya nombrado a María Begoña Gómez Fernández directora del África Centre, un centro de la IE University, del grupo Instituto de Empresa español, en agosto de 2018, por ser la esposa de Pedro Sánchez Pérez-Castejón, que llegó a La Moncloa en junio de 2018? Y si esto hubiera sido así, ¿se podría considerar todo un escándalo? ¿Se le podría denominar nepotismo*? 

¿María Begoña Gómez Fernández es la primera dama a la que supuestamente se prima por serlo? Pues va a ser que NO. Ana María Botella Serrano, licenciada en derecho, la de la frase lapidaria del "relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor", fue alcaldesa de Madrid sin que nadie la eligiera. Y tan felices. No contentos con ello, uno de sus vástagos es directivo de uno de esos fondos buitres a la que su madre vendió, más bien regaló, un montón de viviendas sociales. Y se quedan tan anchos. 

 

 

¿A nadie le extraña ya que estas cosas pasen, sobre todo por éstas latitudes, porque por otras latitudes no ocurren, recurrentemente en los círculos más cercanos al poder? ¿Cómo puede ser que toda ésta gente lleguen a dónde han llegado? ¡¡Asombroso!!

¿Por qué a ninguno de todos estos se les ocurre "colocar" a sus parejas en sus empresas privadas? ¡Ah!, es que ellos no tienen empresas privadas. Ninguno de ellos. Es verdad. Pero suponiendo que las tuvieran, imaginemos un jefe de gobierno que en su actividad privada tuviera empresas donde colocar a su pareja, ¿por qué siempre utilizan las empresas públicas y no las empresas propias? ¿Acaso sus parejas tan solo son válidas para las empresas públicas? ¿Acaso sus parejas no son válidas para sus empresas privadas? 

A Zinédine Zidane le anda pasando algo parecido con su hijo Luca Zidane Fernández. Puede que Luca hasta sea un gran portero, pero no deja de ser su hijo, y el personal anda dudando de las verdaderas cualidades de Luca tan solo por ser el hijo de Zizou. La sombra del nepotismo ha aparecido en casa de los Zidane-Fernández, y nadie sabe si para instalarse.  

 

 

He escrito en anteriores artículos que iba a adoptar la posición de wait and see, porque entiendo que todo el mundo, incluso los que no me gustan en absoluto, merece una oportunidad. Pero que haya adoptado ésta posición de wait and see no significa que me guste un pelo lo que estoy viendo. Empezando por la manera elegida de gobierno, el triunvirato o el tripartit.

Un triunvirato es una forma de gobierno ejercido por tres personas, habitualmente aliadas entre sí. Y me puede decir alguno de ustedes ¿qué triunvirato ha triunfado a lo largo de la HISTORIA? Ni el formado por Cayo Julio CésarCneo Pompeyo Magno y Marco Licinio Craso (primer triunvirato), ni el formado por Marco AntonioMarco Emilio Lépido y César Octaviano (segundo triunvirato). Tampoco funcionaron los triunviratos que han habido en Venezuela, Uruguay, Italia, Argentina, Nicaragua, entre otros.

¿Nadie se acuerda de cómo acabó el tripartirt de Pascual Maragall Mira, Josep-Lluis Carod-Rovira y Joan Saura Laporta?

 

 

Tampoco me gusta el mensaje subliminal que se ha mandado a un antiguo miembro del Govern dels millors. Pero eso es lo que tiene rodearse de enanos, y que los enanos se rodeen de pigmeos, y que los pigmeos se rodeen de tontos útiles o necesarios. Y si los enanos siempre acaban por rebelarse, ¿por qué no lo van a hacer los pigmeos y los tontos útiles o necesarios? 

Me gusta menos el acceso al gobierno de personajillos "qué hay de lo mío". Parece mentira que ya nadie se acuerde de ése refrán andaluz: "si quieres conocer a Juanillo, dale un carguillo". Y de Juanillos ya se van viendo unos cuantos. Lo peor es que habrá que padecerlos. Lo mejor es que no habrá que aguantarlos demasiado tiempo, porque a los que no les van a dar nada no van a tardar mucho en comenzar a rajar, que ganas, y muchas, ya se entrevén que tienen. Al tiempo. 

En cuanto a lo del licenciado en derecho, que no abogado, qué quieren que les diga. Ustedes mismos pueden ir empezando a ver de qué va a ir todo esto, y digo todo esto porque todavía no he encontrado el adjetivo, ni calificativo ni descalificativo, adecuado.  

Por cierto, a fecha de hoy, Andorra sigue teniendo un político temporal que se sigue pensando ministro...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Nepotismo

Del lat. nepos, -ōtis 'sobrino', 'descendiente' e -ismo.

1. m. Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos. 

 

 

Intenten ser felices.

Comentaris (2)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.