Me declaro independentista; pero independentista de todos los bobos a las tres que por estas latitudes se han apoderado del poder. De un lado y del otro; de izquierda y de derecha; del norte y del sur; del este y del oeste; de arriba y de abajo.

¿Cómo entre todos hemos consentido dejar llegar al poder a toda ésa panda de bobos a las tres? ¿Cómo entre todos no hemos tenido las suficientes agallas para poner a toda esta panda de bobos a las tres en su sitio? ¿En qué especie de sociedad amodorrada, sedada, narcotizada, idiotizada, cloroformizada nos hemos acabado convirtiendo? ¿Dónde ha quedado el sentido común?

 

 

Ver lo que está sucediendo en la vieja y cansada Europa me produce escalofríos. Ver cómo la crisis, siempre el preámbulo de la xenofobia, está inundando de extrema derecha muchos de los gobiernos de la vieja y cansada Europa, me produce tristeza infinita. ¿Nadie se da cuenta del vertiginoso auge de la extrema derecha en la vieja y cansada Europa? ¿Acaso la vieja y cansada Europa no ha aprendido nada de las dos guerras anteriores? ¿Acaso la vieja y cansada Europa no ha aprendido a cortar el paso a todos esos "iluminados"? ¿Nadie recuerda que al final todas ésas locuras acaban con la matanza de millones de personas? ¿Nadie recuerda que al final hay que llamar a los EE.UU. para que vengan a acabar con nuestras tonterías? ¿Puede ser que esta vez los EE.UU. nos manden al cuerno?

 

 

Ver lo que ha pasado, y está pasando en España, me produce pavor. Que en España hay separación de poderes, nadie se lo puede creer. A estas alturas de la penosa película española, estoy convencido que en España no existe la democracia. Si no, ¿cómo alguien que nunca ha sido elegido por el pueblo puede ser su jefe de estado? ¿Cómo puede ser que alguien que había sido apartado por su propio partido político acabe de presidente de gobierno? ¿Cómo desde todos los partidos políticos se puede acabar pactando con quién sea con tal de instalarse en el poder? ¿Cómo nadie del partido más corrupto de toda la historia se puede llenar la boca y hablar de lucha contra la corrupción? ¿Cómo desde ése mismo partido nadie hace ninguna referencia de los innumerables casos en los que muchos de sus miembros están involucrados? ¿Cómo puede ser que apenas haya en la cárcel miembros de ése partido político ? Sin embargo, y es lo que me lleva a pensar lo que pienso, ¿cómo se puede tener en prisión preventiva a tantos gobernantes por realizar un referéndum? ¿Cómo se puede entender la totalmente desproporcionada y desmesurada prisión preventiva que está padeciendo un expresidente del Barça por un asunto en el que el supuesto perjudicado está más que satisfecho por lo realizado por él?

 

 

Y si lo de España me da pavor, lo de Andorra ni les cuento. A lo largo de la historia se ha visto cómo la izquierda se ha ido partiendo, proporcionando con ello el gobierno de la derecha. 

 

 

En Andorra, hemos ido mucho más allá, que para eso somos, y tenemos, nuestras propias especificidades. En Andorra hay dos partidos socialistas, dos partidos liberales y dos partidos soberanistas. (Además de lo que se le pueda ocurrir, de aquí al martes, a cualquiera de los que andan por ahí sueltos). No habiendo bastante con tener que padecer el desgovern dels millors durante ocho larguísimos años, ahora, ante las próximas elecciones, el personal ha decidido dar un paso adelante y cualquiera se ve capaz de montar un partido. ¡¡Menudo desbarajuste!!

Desde ésta tribuna se ha pedido una y otra vez, apelando a las matemáticas más básicas, apelando al sentido común, apelando a la bonhomía, apelando a la ética, apelando a los valores y casi, casi apelando al cielo que no se puede seguir votando más de lo mismo. Es imposible que los que han puesto éste peís al borde del precipicio, es decir, los que han formado parte del problema, pretendan ser ahora la solución. ¿En qué cabeza puede caber todavía eso? Y para lograrlo no queda otra que presentar una alternativa transversal y única. 

Y Antonio, nuestro nuestro cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio, al que siempre le he reconocido su maquiavélica facilidad para contar votos, y dividir a todos sus posibles adversarios, está haciendo caer uno tras otro a los que todavía le quieren escuchar. Y siguen cayendo como moscas ante las "falsas adulaciones" que les lanzan.

 

 

Y como no tienen suficiente con hacer el ridículo en la "vida real", se han propuesto también hacerlo en la "vida virtual". Y los ves todo el día en las redes metiendo la "gamba" una y otra vez. Y no se dan cuenta que en las redes sociales existen unas "reglas" que desconocen. Y no se dan cuenta que en las redes nada se perdona. Y no se dan cuenta que en las redes se ganan, y también se pierden, las elecciones.

 

Y de redes sociales, algo sabemos...

Bienaventurados los pobres de espíritu y los mansos que se han creído a pies juntillas todo lo que les han explicado desde el INFAME 10 de marzo desde el poder. Bienaventurados los pobres de espíritu y los mansos que creyeron ser los "buenos andorranos". Bienaventurados los pobres de espíritu y los mansos que no han osado poner en duda los mandamientos que les dictaban desde arriba. Bienaventurados los pobres de espíritu y los mansos que han juzgado, sentenciado y condenado a muchos de sus conciudadanos. Puede que nunca vean el cielo, yo no creo en eso, pero el infierno casi, casi, os lo han enseñado vuestros amos. Acabar cono toda esta locura está en nuestras manos.

Leo en las redes sociales que ya empiezan a hablar de María. Por decirlo en términos futbolísticos, Carles ponte a calentar, que sales. ¡¡Lo dicho, me declaro independentista!!

 

 

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.