Según The World Factbook, una publicación anual de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos, la conocida CIA, Venezuela, en enero de 2018, era el país con más reservas comprobadas de petróleo del mundo. 

 

 

Noruega, también país productor de petróleo, ocupa según ése mismo ranking la posición número 21. Entonces, ¿cómo puede ser que los pobres venezolanos se las estén pasando más que canutas mientras los ricos noruegos nadan en la abundancia?. La respuesta es muy simple. Unos tienen  dirigentes bananeros y los otros tienen lo que se ha venido denominando toda la vida dirigentes con talento.

 

 

En un país roba hasta el "Tato", por lo visto se ha llegado a convertir en el deporte nacional de todos sus dirigentes bananeros, y en el otro no roba nadie. 

 

 

En un país sus dirigentes bananeros miran más que nada por sus "propios y bastardos intereses", y en el otro sus dirigentes talentosos miran más que nada por el bienestar de sus ciudadanos. 

Mientras en un país sus ciudadanos pasan toda clase de miseria, en el otro han sabido crear uno de los fondos de pensiones mejores del mundo, que sigue produciendo cada día nueva riqueza para sus ciudadanos.

 

 

Y mientras en un país todos sus dirigentes bananeros están "bajo la sombra" de la corrupción, esto de estar "bajo la sombra" de la corrupción siempre me ha hecho mucha gracia porque hay que estar totalmente ciego y ser lo más torpe que uno se puede echar a la cara para no señalar al corrupto, en el otro país jamás ha habido un atisbo de duda reputacional contra sus dirigentes talentosos. 

 

 

 

Y mientras en un país se está disparando contra su propia población en el que puede ser, y ojalá así sea, el último coletazo de todos esos dirigentes bananeros que se han apropiado de las inmensas riquezas de su país, en el otro su población tiene el dinero por castigo. Y ya sabemos todos que el dinero no da la felicidad pero las penas con pan siempre son menos penas. 

El próximo 7 de abril en Andorra tenemos ante las urnas la oportunidad para acabar con la venezolización del peís a la que el Desgovern dels millors nos ha abocado desde el INFAME 10 de marzo de 2015. La oportunidad de decir "¡¡Prou!! Fins aquí hem arribat". La oportunidad de acabar con todo éste sinsentido en el que han convertido el peís. La oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva, y acabar de una vez por todas con todos esos rancios fósiles que, defendiendo sus oscuros intereses, han contribuido de manera significativa al descalabro que ha sufrido el peís, y que, por lo que veo, ahí siguen dándole que te pego.  

Andorra necesita imperiosamente savia nueva. Andorra necesita imperiosamente caras nuevas. Andorra necesita imperiosamente candidatos nuevos. Andorra necesita imperiosamente "dirigentes sin pasados oscuros".  Andorra no se puede seguir permitiendo tener unos dirigentes impresentables. Andorra no se puede seguir permitiendo continuar en la "inacción" y en la "involución" ni un minuto más. 

 

 

Y a escasas 48 horas para la finalización de la presentación de las candidaturas, me voy a permitir el lujo de darles un consejo, si me lo aceptan: "apuesten por dirigentes con talento". Sólo el talento puede sacar éste peís adelante. Apostar por lo contrario significará más de lo mismo, como si no hubiéramos tenido suficiente con los nefastos 8 años del Desgovern dels millors.

Hagan "trempar" de nuevo a la ciudadanía con dirigentes con talento. ¡¡Es apuesta ganadora. Segurísimo!!

 

 

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris (1)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.