La sociedad andorrana está enferma

Quien haya tenido la oportunidad de acercarse al ayuntamiento de la ciudad de Siena, habrá tenido la ocasión de ver los dos grandes frescos, que son dos Alegorías del Buen y el Mal Gobierno que Ambrogio Lorenzetti pintó en su interior entre los años 1.337 y 1.339. El conjunto lógicamente se divide en dos partes. Por un lado, el Buen Gobierno y por el otro, el Malo. Para plasmarlo, Lorenzetti se sirve de alegorías, de imágenes simbólicas principalmente femeninas que le ayudan a representar los conceptos y principios morales.

En el caso de la Alegoría del Buen Gobierno, estas mujeres aparecen en la franja alta de la pintura y para identificarlas por sus valores, el artista añadió un texto en cada imagen, indicando quien representa la paz, la fe o la fortaleza. Mientras que bajo ellas desfilan los prohombres de la sociedad sienesa, los cuales aparecen a un tamaño menor, para dejar bien claro que pese a su poderío se han de someter a los valores morales y cívicos que representan las Virtudes.

Mientras que en la Alegoría del Mal Gobierno, todo está presidido por la figura simbólica de la Tiranía. Una mala práctica política que está personificada por el diablo, con alas de murciélago y con cuernos. Aquí el resto de figuras alegóricas, como la Avaricia, la Soberbia o la Vanidad, ya no son serenas y bellas como en la anterior, sino que se nos presentan con rostros airados y viejos. Y bajo ellas se ve el símbolo de la Justicia Encadenada, una de las más graves consecuencias del Mal Gobierno.

Leo, entre incrédulo y asustado, las conclusiones que surgen de los últimos resultados de la enquesta política del CRES (Centre de Recerca Sociòlogica d'Andorra), y no doy crédito a lo que ven mis ojos. ¿Cómo puede ser que DA volvería a ganar las elecciones? ¿Cómo puede ser que el Cap de Govern dels millors, que afortunadamente para todos no se puede volver a presentar, saque un 5'03? ¿Acaso estamos todos enfermos? ¿Nos hemos bebido todos el entendimiento? ¿La epidemia "pepera" ha llegado, para instalarse, a Andorra? (Recordemos que el PP en las últimas elecciones generales españolas subió en votos en las Comunidades más corruptas, léanse Valencia, Madrid, Canarias y Granada).

Que volviera a ganar DA significaría asumir otra vez la sospecha, la falta de transparecia, la turbiedad, la negrura y la opacidad. Significaría seguir con la política del "amiguismo", con la sinrazón, con que lo hago porque me he reunido con mis amigotes en la "pizzería" y lo puedo hacer, y si no lo puedo hacer me "invento" una ley "ad hoc" y tema resuelto. 

Que volviera a ganar DA significaría que los directores de algunas instituciones podrían seguir acogiéndose a esa "confidencialidad" tan naif y que de momento les basta y les sobra. 

Que volviera a ganar DA significaría que el pueblo soberano tardaría más años en saber la verdad y toda la verdad de lo que aquí ha acontecido. 

Que volviera a ganar DA significaría que muchos de estos personajes seguirían "aforados". 

Que volviera a ganar DA significaría que mandar un triste WhatsApp puede acabar en la Batllia

Que volviera a ganar DA significaría que un Govern dels millors podría declarar de "Interés Nacional" lo que le salga de los meros pelotarios, y que a continuación el Cap de Govern dels millors declare que no se posicionará con ninguna de las partes en el affaire NEVASA.

Andorra necesita medicación adecuada o como todas las enfermedades la nuestra acabará siendo fatal. Decía Victor Marie Hugo que "entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente hay una cierta complicidad vergonzosa". ¡Qué razón tenía!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.