La demostración más palmaria del fracaso de todos los que os habéis apoderado del poder

"Per arribar a la pau s'ha de parlar fins i tot amb el mateix diable". (Ramón Torrella i Cascante, Arzobispo de Tarragona desde 1983 hasta 1997).

Que con todos estos que se han apoderado del poder no vamos a ninguna parte, es algo que vengo anunciando desde hace años. Que como mínimo denominador tienen todos su falta total de talento, aptitud y actitud, y que entre todos juntos apenas suman un par de neuronas, se empecinan en demostrárnoslo cada vez que respiran.

 

 

Desconozco si con todo lo que está aconteciendo, tanto dentro de Andorra como en nuestros países vecinos, o como a nivel mundial, estamos reescribiendo "la semana trágica", "el mes trágico", "el año trágico", "el quinquenio trágico", "la década trágica" o cualquier otra animalada que se escapa totalmente de mi cabeza, pero sea lo que sea que estamos viviendo, cada vez tiene peor aspecto. El descontento es ya más que evidente y los que se han apoderado del poder no son capaces ni de ocultarlo; en Francia los "gilets jeunes" llevan semanas y semanas en la calle. Lo de España ya no tiene nombre ni apellido. En Italia lo han intentado a su manera... Siria, Turquía, Hong Kong, China, Chile, la lista se empieza a hacer interminable.  

 

 

Como dirían en mi pueblo, "pintan bastos". Y pintan bastos porque todos estos que se han apoderado del poder no tienen la más mínima altura de miras que les lleve a sentarse en una mesa a dialogar. Dialogar, bendita palabra. Sin diálogo, no hay nada. Porque lo siguiente del NO diálogo, son las posiciones enfrentadas. Y después de las posiciones enfrentadas aparecen los "ismos". Y cuando se llega al fanatismo, la situación no es reversible. 

Cada día que pasa crece más fuerte mí convicción de que todos estos que se han apoderado del poder solo se escuchan a sí mismos. Y sólo se escuchan a ellos mismos porque carecen de ninguna formación y de ninguna capacidad argumentativa para lo más básico; el diálogo. Los humanos somos seres sociales y como tales tenemos al diálogo como elemento central para la convivencia y la propia supervivencia. 

Lo que en teoría debería ser la herramienta que todos estos que se han apoderado del poder tendrían que utilizar para solucionar los problemas y que el pueblo no tenga que resolverlos por él mismo, que no es otra coas que la política, ésta panda de incapaces se han desentendido de ella y la han lanzado al water. Los antecesores de todos estos intentaron solucionar los problemas políticos juduciadizándolos. Los siguientes pidiendo a la policía, ésa policía que merece todo mi respeto menos cuando aporrea a los suyos propios, que actuará contra los suyos. ¿Qué harán los próximos, sacar a la calle a las élites de sus fuerzas policiales? ¿Sacar al ejército directamente? En fin...

 

 

Mafalda acaba de cumplir 55 años; y sigue igual de joven y vigente. De todas las horrendas imágenes que he visto a lo largo de ésta semana, me voy a quedar con ésta. Refleja perfectamente la impotencia de quiénes solo saben ayudar aún sin entender nada de nada. 

 

 

Señores que se han apoderado del poder; hagan el favor de una vez de sentarse y arreglar los problemas o váyanse antes de que les echen, porque en la mayoría de las ocasiones que los gobiernos han puesto a sus pueblos en situaciones extremas, las formas que han tenido los pueblos de echarlos del poder no han sido casi nunca las más adecuadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

Comentaris (2)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.