A ellos apenas les conoce nadie. Ellos no salen en "Sálvame" ni en "Sálvame de Luxe", ni en "MyHyV", ni van a entrar en "GH VIP 2018" cobrando los 18.000€ semanales que según tengo entendido va a cobrar la, por lo visto, muy ilustre Chabelita Pantoja.

Ellos no se dedican al "circo" televisivo. Ése "circo" televisivo concebido única y exclusivamente para mantener los cerebros de sus televidentes en el más absoluto aletargamiento y narcotización.

 

 

Ellos se dedican al, por lo visto, triste oficio de investigar cómo salvar vidas. Pero parece ser que su trabajo no le interesa a muchísimos españoles. ¡¡Qué pena!! Y la culpa de todo éste desmadre a la española no es de ésa cadena de televisión, ni de la empresa madre. La culpa es de todos los bobos que siguen dicha cadena y que si la dejaran de seguir, su publicidad caería por los suelos, y su cotización en bolsa acabaría en cero.

Y aunque sé que a mucho de ustedes ni les interesará, voy a intentar hacerles un esbozo sobre quiénes son y a qué se dedican, porque para mí son auténticos ¡¡HÉROES!!

Si les digo sus nombres, a muchísimos de ustedes no les dirán absolutamente nada: Esther Vázquez Gómez, Antonio Villaverde Corrales y Ramón Mangues Bafalluy; los dos primeros trabajan como investigadores en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que acaba de crear una "spin-off", que se llama Nanoligent,  para impulsar el desarrollo del sistema hacia la clínica que han desarrollado investigadores del Instituto de Biotecnología y Biomedicina de la UAB, del Instituto de Investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y del CIBER de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina. Ramón Mangues Bafalluy, que investiga en el Hospital de Sant Pau, junto con los dos anteriores, han desarrollado un prototipo del fármaco y han realizado ensayos en vivo en modelos animales de cáncer colorrectal, que han demostrado su eficacia, biodistribución selectiva y baja toxicidad.  

Según la UAB, la nueva tecnología está avalada por las principales oficinas de patentes internacionales, que son la European Patent Office (EPO) y la United States Patent and Trademark Office (USPTO), que han concedido tres patentes que la protegen y que ya han sido licenciadas a la empresa Nanoligent.

¡¡Casi nada!!

 

(De izquierda a derecha: Antonio Villaverde Corrales, Esther Vázquez Gómez, Ramon Mangues Bafalluy y Manuel Rodríguez, CEO de Nanoligent).

La terapia que han creado los investigadores está dirigida a bloquear el desarrollo de la metástasis, principalmente del cáncer colorrectal, a través de nuevas estrategias dirigidas a tipos celulares definidos. Consiste en un nuevo sistema de administración de fármacos basado en nanopartículas proteicas que conducen selectivamente el agente terapéutico a las células tumorales. El fármaco actúa sólo sobre las células cancerosas, que se basa en la interacción específica entre una proteína presente en la nanopartícula y un receptor celular (CXCR4), que se encuentra sobreexpresado en las células tumorales. "Esta interacción es crucial, porque permite atacar sólo células tumorales y no células sanas, evitando así efectos secundarios derivados de la quimioterapia clásica", destaca Antonio Villaverde Corrales.

El receptor CXCR4 está sobreexpresado en muchos tipos de tumores, así que los investigadores comentan que su tecnología se puede dirigir el tratamiento de diferentes tipos de cánceres además del cáncer colorrectal y metástasis derivadas, como linfomas, cáncer de páncreas o tumores cerebrales. Además, las nanopartículas son compatibles con un enorme abanico de fármacos posibles y por lo tanto se convierten en vehículos muy versátiles que pueden transportar un gran abanico de moléculas terapéuticas.

"Existe una urgente necesidad de tratamientos más eficaces y personalizados para el cáncer. La toxicidad y la falta de eficacia de los fármacos convencionales están empujando estrategias alternativas experimentales dirigidas y diseñadas para alcanzar únicamente unos tipos celulares definidos. Las nanopartículas, gracias a su capacidad de penetración, difusión y funcionalidad, ofrecen un paisaje nanomédico prometedor para crear nuevos fármacos", explica Esther Vázquez Gómez.

"En esta dirección, la tecnología de Nanoligent abre una nueva puerta en la terapia anticangerígena, ya que permite diseñar un tratamiento con mayor especificidad celular que la de los tratamientos ya existentes, al tiempo que ofrece una mayor bioseguridad y biodegradabilidad y menor toxicidad", señala Antonio Villaverde Corrales.

Actualmente, no hay en el mercado fármacos que eliminen selectivamente las células madre metastásicas. Aunque la tecnología de Nanoligent aún está en desarrollo, los investigadores afirman que tiene mucho potencial y consideran que podría tener un alto impacto clínico a medida que se superen los ensayos regulatorios.

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.