De entrada quiero que quede claro que soy consciente que todo el mundo tenemos derecho a percibir un sueldo. Eso sí, entiendo que muchos de esos salarios deben costar mucho de "pair".  

Asimismo quiero declarar mi total admiración por todas esas personas que con su ejemplo, dignifican su profesión. Entre ellos quiero destacar a la editora valenciana de TVE que presentó su dimisión por censurarle el vídeo de "os jodéis" a los pensionistas y al jefe de informativos de TVE en Valencia que por el mismo motivo ha presentado su dimisión. Ambos han antepuesto su "dignidad" al salario que percibían del ente.

Lo que está haciendo el partido gobernante en España con la televisión pública española es simplemente más propio de otras oscuras épocas, no demasiado lejanas. Un partido en el poder que utiliza la televisión pública merece la más total y absoluta reprobación de sus ciudadanos.

Hay algunos trabajadores de ése mismo ente que prefieren seguir cobrando su salario y realizar acciones de protesta para mostrar su descontento ante la dirección de los informativos y denunciar el secuestro de la televisión estatal por parte del PP. esto es lo que se conoce los "viernes negros" de RTVE que a través del hashtag #AsiSeManipula se denuncia en las distintas redes sociales. 

Dos maneras distintas de afrontar las continuadas injerencias políticas. Y, supongo, que ambas son legítimas pero yo me quedo con los que dimiten. Para mi son los que dignifican la profesión. 

¿Algún día veremos vestirse de negro algún trabajador de nuestra televisión pública, porque dimitir me parece que no va a dimitir nadie? ¿En éste país no hay injerencias políticas en la televisión pública? ¿Ningún trabajador del ente público va a dignificar la profesión? 

Hoy el panfleto vuelve a insistir con el caso Odebrecht. Y lo hace, como no, a su manera. Es decir, de forma parcial y sin nombrar todos los bancos que fueron "engañados" por ésa empresa en Argentina y sin decir que en ése país, como no puede ser de otra manera, se persigue a la empresa y a todo aquel que cobrase alguna "coima". 

Existen personajes, aunque sé que no vale la pena, a los que habría que explicar primero qué es la profesión y más tarde el significado del término "digno". Y sé que no vale la pena porque cuando alguien se presta a hacer de negro para el que le paga o a loar sus excelencias en otros medios, el individuo no tiene remedio.

Seguir insistiendo una y otra vez con el caso Odebrecht nos demuestra claramente que las "hordas patrióticas", aquellos que se arrogaron aquello de ser los "buenos andorranos" no tienen nada más para justificar la INMENSA SALVAJADA cometida contra el Grupo Banca Privada d'Andorra

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.