Día 26

¡¡Buenos días cuaderno!!,

si les hablo de un tal Jack Patrick Dorsey Smith, a muchos de ustedes no les diga absolutamente nada. Si les digo que de jovencito creó una compañía de envío de mensajería, taxis, y servicios de emergencia en la web, puede que ya les empiece a sonar de algo. Si añado que en 2008 fue nombrado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts como uno de los 35 principales innovadores en el mundo menor de 35 años y que en 2012 el periódico The Wall Street Journal le otorgó con el premio de “Innovador del Año” de tecnología, la cosa ya está más clara. Y si les digo que es el CEO de Twitter y el fundador y director ejecutivo de Square, una empresa de pagos mediante teléfonos móviles, habré despejado todas sus dudas. Sin duda un hombre que se ha hecho a sí mismo y que gracias a su cabeza y su trabajo ha hecho la inmensa fortuna que posee en la actualidad. Lo que los norteamericanos denominan "a self-made man". 

 

 

¿Y ustedes se estarán preguntando por qué les cuento todo esto? Pues la razón es muy sencilla; resulta que al bueno de Dorsey se le ha ocurrido donar 1.000.000.000 de dólares de su fortuna personal para financiar la lucha contra la Covid-19 y otras causas benéficas. La donación equivale aproximadamente al 28% de su patrimonio personal. Y lo ha anunciado en la red Twitter. Y como que él mismo lo ha anunciado en dicha red, les pego sus tweets para que todos ustedes puedan leer el porqué de tan altruista y generosa donación:

 

 

¡¡"Ave Jack Patrick Dorsey Smith. Se te saluda"!! 

Creo que para cualquier mente sana lo que ha hecho Dorsey con su dinero es digno de admiración. El altruismo y la generosidad de ésta persona es de esas pocas cosas que, a veces, te hace sentir orgulloso de pertenecer a la especie humana. Y en mi más que limitada pequeña cabeza pienso que TODOS deberíamos estar de acuerdo en ello. Pero no, NO TODOS somos iguales y NO TODOS pensamos de la misma manera. (Insisto y vuelvo a insistir de que Dorsey ha hecho su fortuna con su cabeza y con su trabajo. Ni ha sido porteador ocasional de lingotes de oro, ni se ha enriquecido tratando con "señores de la guerra", ni con los denominados "diamantes de sangre").

¡¡Olé sus meros pelotarios!! 

¿Y quién ha sido uno de los que ha salido súbitamente a cuestionarse la tan altruista y generosa donación de Dorsay? Pues uno de los habituales de siempre...

 

 

La enorme suerte que tiene Dorsey, incluso sin saberlo, es que no ha residido en un peís bananero entre 2011 y 2019 porque, probablemente, a éstas alturas de siglo no tuviera nada que donar porque, probablemente, se le hubiera "redistribuido su riqueza" entre los miembros del exclusivoselecto club de la pizzería, porque, probablemente, eso sería hacer las cosas muy buenamente. Con 1.000.000.000 de dólares casi se hubiera pagado la deuda total del peís, y, probablemente, con el 72% restante de su fortuna, 2.571.428.570 de dólares, algunos hubieran vivido todavía más por encima de sus tristes y patéticas posibilidades. Probablemente

 

 

Devolver a la vida lo que la vida te ha regalado solo está al alcance de unas pocas mentes privilegiadas. El resto, ni son mentes, ni son nada de nada. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

 

 

Comentaris (3)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.