Día 14

¡¡Buenos días cuaderno!!,

apenas un par de semanas de confinamiento y para muchos parece que sea el fin del mundo. Quejas y más quejas corren, que digo corren, vuelan, por las redes sociales. Que si mis derechos, que si mi situación, que no hay derecho, que..., yo qué sé. Señores, que solo han pasado un par de semanas. Y como siempre, los que más se quejan son esos que solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena. ¿Dónde estaban sus quejas cuando en éste país se mantuvo a un señor casi dos años en La Comella? ¿Dónde estaban sus quejas cuando a miles de afectados se les retuvieron sus dineros? ¿Dónde estaban sus quejas cuando a algunos se les intentó expoliar hasta el alma? ¿Dónde estaban sus quejas cuando sin comerlo ni beberlo a muchos se les puso en la calle? ¿Dónde?

 

 

¿Dónde estaban sus quejas cuando durante el día de las enfermeras y enfermeros su presidente manifestaba que el colectivo estaba dejado de lado y que sus salarios no se correspondían a sus responsabilidades y a la formación que tienen? Está muy bien lo de los aplausos en los balcones o todos los homenajes que se les hagan; pero las penas con pan siempre son menos penas y atender todas y cada una de sus reivindicaciones debería haber sido el deber de nuestros gobernantes, y no lo ha sido. Cuando inciden, insisten, persisten y se reiteran en seguir hablando de "corresponsabilidad", que se la pidan a éste colectivo, o a otros que han visto cómo su poder adquisitivo ha ido disminuyendo, o a todos los que ésta crisis, muchos de ellos padres de familia, ha pillado sin trabajo por sus nefastas decisiones. A ver qué les contestan... También echo a faltar los aplausos a los empresarios; puede que debido a las consignas de todos los gobiernos, que no han dudado en utilizar todo su arsenal informativo y mediático, en el sentido que los empresarios son los malos y los gobiernos los buenos, haya calado entre ésa parte de la población que menos entiende de nada y que habitualmente es la que más chilla a la más mínima oportunidad que tienen de hacerlo. 

 

 

Recuerdan aquel anuncio de Viceroy, "no es lo que tengo, es lo que soy", pues es una verdad como un templo. Y lo que está pasando en la actualidad a muchos de ustedes se lo va a dejar meridianamente claro. Lo van a entender en cero coma. Y el que se niegue a entenderlo, está llamado de nuevo a fracasar estrepitosamente. 

 

 

Éste es el panorama que tenemos en la región en la que se nos ha clasificado; desolador. Insisto, y vuelvo a insistir: la gran suerte que vamos a tener es que los que ¡¡SÍ!! saben hace semanas que trabajan en el cáliz de la salvación. Y hace semanas que trabajan en ésa dirección porque no hay tiempo para encontrar una vacuna, suponiendo que la encontraran y que pudiera llegar a funcionar. El proceso para la vacuna se alargaría, saltándose muchos pasos, como mínimo entre 12 y 18 meses. Y en ése tiempo puede que el 90% de la población estuviese contagiada. Ayer, la prestigiosa publicación Nature, publicaba un artículo titulado "Virus could have killed 40 million without global response", vean link aquí, en el que hablaba de dicha probabilidad. 

 

 

La famosa frase de Aristóteles hoy en día está más vigente que nunca. Y el mejor remedio, y el más rápido, para que todo esto se quede en un mal sueño está dónde comenzó todo. Parafraseando a Gerard Piqué Bernabéu, "Wuham, contigo empezó todo". Ahí está la respuesta. Y ahí están probando el cáliz de la salvación. En la ciudad de Wuham todos aquellos pacientes que han pasado la enfermedad, y la han superado, han desarrollado anticuerpos de tal manera que ya se puede empezar a considerar de a "nivel de inmunidad colectiva". 

 

 

Dejemos, aunque sea solo por una vez, que los que ¡¡SÍ!! saben se pongan al frente de la crisis. Racionalmente, es la única esperanza que nos queda. Y toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, por favor, den un paso al lado. No molesten más a los que de verdad ¡¡SÍ!! que saben, gracias. 

 

 

Disfruten de su tiempo; el tiempo NO es oro. El tiempo es vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris (2)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.