Día 10

¡¡Buenos días cuaderno!!,

visto, verificado y comprobado que nuestros gobernantes siguen más que perdidos, aconsejarles que en la App Store hay aplicaciones que les pueden ayudar a encontrar el norte. ¡Ah!, y son gratis.

 

 

Olvídense de los 15 días. Esto va a ser una prueba de largo recorrido en la que va haber que saber dosificar las fuerzas y los esfuerzos. Señores que no somos un 2nd Lieutenant y no nos han enviado al frente en la guerra de Vietnam. Por cierto, ¿saben cuál era la esperanza de vida de un 2nd Lieutenant en el frente de la guerra de Vietnam

 

 

Si Wuham, primer foco de infección, fue cerrado el 23 de enero y China acaba de abrir la circulación de personas en algunas de sus ciudades cerradas, excepto en Wuham que lo harán, según dicen, el 8 de abril, ¿qué nos hace pensar que lo nuestro va a ser diferente? Además tenemos una gran desventaja; en Wuham los metieron en sus casas por lo militar, pero lo por lo militar de China, sin ninguna contemplación. (Recuerden aquellas imágenes y vídeos en los que se veía cómo se llegaron a soldar puertas de viviendas con personas dentro...). 

 

 

Habría que empezar por cambiar los eufemismos hasta ahora utilizados y denominar las cosas por su nombre. Los más expuestos son los que lidian directamente con los enfermos, estos se supone que deberían llevar los equipos adecuados para ello. Los que no tienen más remedio que estar al pie del cañón, léase todos aquellos que por su trabajo tienen que estar en la calle atendiendo lo que sea que atiendan, y que deberían también estar protegidos como los anteriores; los vulnerables o frágiles son aquellos que por lo que sea son más susceptibles de que en caso de ser infectados, lo pasarían fatal y por último los de riesgo; y estos deberían ser todos aquellos que desatienden las por el momento recomendaciones de quedarse en casa. Éstos son los verdaderamente peligrosos.

 

 

También habría que olvidarse de las cifras y estadísticas que nos dicen los que mandan; son todas falsas porque no hay ningún gobierno que tenga ni pajolera idea de cuántos infectados tienen en sus respectivos países. Y como eso es así, son todas falsas. Son falsas las cifras de China, las de Italia, las de España, las de Francia y por desgracia también las de Andorra. Todas ésas cifras son falsas. Así, sin más. 

 

 

No hagan caso de lo que digan. Simplemente fíjense en lo que hacen. Y lo que están haciendo, como en cualquier partida de ajedrez, es ir moviendo fichas. Por un momento abstráiganse y olvídense de el Coronavirus y miren de la manera más fría que sean capaces que en la situación actual hay gobiernos que tienen a los ciudadanos en casa, mucho de ellos enfermos, y al ejército en la calle. ¿Y qué hace el ejército en la calle? ¿Acaso el ejército sabe cómo curar el Coronavirus? Evidentemente el ejército no está en la calle para combatir el Coronavirus sino para evitar lo que ellos ya tienen más que previsto; la posible violencia ante la falta de abastecimiento. ¿Y por qué puede haber desabastecimiento? Pues porque a las empresas de comida no les van a llegar los suministros necesarios para mantener su actividad normal. ¿Me pueden explicar de dónde diantres van a sacar las materias necesarias, o los cartones, o los metales, o los plásticos, o lo que sea que utilicen para que todas esas empresas sigan funcionando?

 

 

¿Y qué me dicen de la red telefónica, o de la red eléctrica? ¿Y si se rompe cualquier pieza que se fabrica en China? Eso es lo que ellos, aunque no lo digan, ya tienen más que contemplado. Todos conocemos personas buenísimas; pues bien, las personas buenísimas llevadas a situaciones límite pueden salir por dónde sea. Por eso el ejército está en la calle. 

 

 

Todos admiramos a los grandes deportistas; lo que muchos desconocen es el inmenso trabajo que hay detrás de todos ellos. En ésos niveles el físico es muy semejante entre unos y otros. La verdadera diferencia que hay entre los campeonísimos y el resto radica en su fortaleza mental. Les animo a que todos ustedes empiecen a buscar su propia fortaleza mental porque lo que viene de ahora en adelante pinta mal, bastante mal. Y solo con la cabeza fría y una buena fortaleza mental serán capaces de superarlo. 

 

 

Vayan llevando su pensamiento hacia lo básico y olvídense una buena temporada de lo superfluo. Un buen día irán a comprar y ya no habrá la marca que a ustedes les gusta; es igual, cojan otra. A lo mejor igual está de buena. Y por favor dejen de comprar alimentos a lo loco. Compren con la cabeza, gracias.

 

 

Sean listos. Si cualquiera de ustedes se hiciera una foto con Rafael Nadal Parera se podría afirmar que entre ambos tienen 19 títulos de Grand Slam. Y no sería ninguna falsedad. Pues eso, en demasiadas ocasiones, es para lo que sirven las estadísticas.

¡Ah!, por cierto; la esperanza de vida de un 2nd Lieutenant en el frente de la guerra de Vietnam era de 16 minutos. ¡¡16 minutos!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

 

Comentaris (2)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.