"Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa".

 

 

Éste es uno de los sabios consejos que Harriet Jackson Brown Jr., un hombre común y corriente, le escribió a su hijo cuando se marchó de casa a estudiar a la universidad. Su hijo decidió fotocopiarlos y distribuirlos entre sus amigos. Tuvieron tanto éxito que una editorial pidió permiso a Brown para editar un libro con ellos. El libro se tituló "Vivir feliz" y se convirtió en un Best Seller con decenas de ediciones y millones de ejemplares traducidos a varios idiomas. Como entiendo que ustedes tienen derecho a conocerlos todos, les pego un link en el que pueden encontrarlos. 

Decía Winston Leonard Spencer Churchill que "muchas personas miran al empresario como al lobo que hay que abatir, otros muchos lo miran como a una vaca que hay que exprimir, y muy pocos lo miran como al caballo que tira del carro". ¡¡Y qué razón tenía!! Todos los populismos baratos que se han apoderado del poder, en según que países, porque en los civilizados no les vale, ya se encargan de presentar a sus sumisos ciudadanos como víctimas de los empresarios, los que pagan, y no de las autoridades, los que recaudan, como si a los ciudadanos narcotizados les cobraran sus impuestos las empresas privadas y no las agencias tributarias correspondientes. ¡¡Delirante!!

Pero claro, mientras los empresarios trabajan duramente cada día para que las autoridades competentes no acaben de un plumazo, con sus arbitrarias maneras de gobernar, de sus cada vez más paupérrimas empresas, los gobiernos, esos que tan bien definió la filósofa y escritora Alissa Zinovievna Rosenbaum, más conocida en el mundo de las letras bajo el sobrenombre de Ayn Rand, en su libro "Atlas Shrugged", "La Rebelión del Atlas" en castellano, con aquella afortunada frase: "cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada, cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores, cuando percibas que muchos se hacen ricos por sobornos y por influencias más que por su trabajo, que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti, cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en autosacrificio, podrá entonces afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada", se dedican a... (Añada cada uno de ustedes lo que crean conveniente). 

La familia Viladomat, la tercera generación de una dinastía llena de GRANDES PERSONAS, conocidas y respetadas en el mundo entero, el respeto es como el dinero, puedes pedirlo pero es mucho mejor ganártelo, se dedican a su negocio. Y su negocio, ya le pueden dar las gracias a todos aquellos mediocres que durante décadas no han hecho más que ponerles palos en las ruedas, no se circunscribe solo a Andorra. Como dice aquel refrán, a la fuerza ahorcan, no han tenido más remedio que irse a expandir en el extranjero, donde los han recibido con los brazos abiertos. (Ayer leí que la cuarta generación también apuesta, y le apuestan, por el extranjero). ¡¡Qué enorme pena y tristeza!!   

 

 

La familia Viladomat ya forma parte de la Historia del mundo de la escultura, del mundo de la música, del mundo del esquí y ahora del mundo de las nuevas tecnologías. Los mediocres que se han encargado de intentar hacerles la vida imposible durante años, lustros y décadas se tienen que seguir conformando con la envidia que su talante y talento despierta en el mundo. Les podréis robar las ideas pero el talento, nunca. ¡¡Mediocres!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.