"Ron Presidente Martí"

No, no se crean que l'Altaveu está cobrando por hacer propaganda de un ron. Tampoco se piensen que l'Altaveu quiere fomentar el consumo del mismo. 

Si quieren que les diga la verdad hoy quería escribir sobre otro tema, pero la actualidad manda, así que les voy a comentar cómo hacer desaparecer dos bancos, por métodos diferentes. El método Ron y el método Presidente Martí. 

Banco Popular fue durante décadas el banco más rentable del mundo. En 1989, el Banco Popular fue elegido el banco más rentable del mundo por IBCA, una agencia de calificación financiera. A partir de esa fecha, el Popular ganaba esta clasificación año tras año, acompañado a veces por un banco norteamericano llamado Bank One. El Popular era un orgullo para España, y desataba la envidia de sus competidores. ¿Cómo lo hacía? Es la pregunta que le hice a una persona del departamento de Comunicación del Banco Popular hace muchos años, quien me invitó a conocer su gran secreto. Me mostró unas oficinas en donde, como la NASA, trabajaban un montón de matemáticos. ¿Matemáticos?

Los cerebros del Popular, esos matemáticos, se dedicaban a elaborar prodigiosos algoritmos que calculaban automáticamente si una persona iba a pagar su crédito o no. Era una maravillosa bola de cristal. La clave, como cualquier algoritmo, estaba en insertar un montón de datos en el ordenador, darle una ponderación y luego esperar el resultado.

El algoritmo podía revelar si un respetable empresario junto con su negocio se podían ir al traste. El banco descartaba a los futuros malos pagadores, y aceptaba a los buenos solamente.La máquina matemática lo hacía con tal precisión que siempre acertaba. Y gracias a esa inversión en matemáticos, el banco se ahorraba tener un gigantesco departamento de riesgos calculando las cosas casi a mano.

Ser el más rentable del mundo significaba que por cada cien pesetas de pasivo (dinero de los clientes) el Banco Popular sacaba más dinero que sus competidores. Tenía mejores márgenes de intermediación.

Además de eso, el Popular era un banco que sobre todo prestaba atención a las pymes, gracias a lo cual muchos pequeños empresarios se convirtieron en grandes. Y por último, estaba el encanto personal de su presidente, Luis Valls-Taberner Arnó, quien hasta llegaba a visitar a los clientes en sus casas para comprobar si eran buenos clientes.

Pero los hermanos Valls-Taberner desaparecieron de la Presidencia y apareció un tal Ángel Ron que por ganar "cuota de mercado" respecto a los competidores, se metió a dar créditos hipotecarios. Y metió la pata hasta donde pone Toledo

Hoy Banco Popular acaba de ser comprado por Banco Santander por 1 euro. Hoy acaba la crónica de la muerte anunciada del Banco Popular desde hace años. Estoy de acuerdo de que nadie es imprescindible, pero hay algunos más prescindibles que otros, y Ángel Ron es uno de ellos. Si los hermanos Valls-Taberner levantaran la cabeza, seguro que harían un buen "cremat" con el tal Ron

Luego está el método del Presidente Martí, pim-pam-pum-se acabo, pero de éste método ya no me apetece hablar. Si alguien se escandaliza de lo que escribo, imagínense lo que pienso. 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.