Si les hablo de Michael Demitri Chalhoub a pocos de ustedes, o a ninguno, les dirá absolutamente nada de nada. Si añado que Michel era licenciado en Matemáticas y Física por la Universidad de El Youssef de El Cairo, aún les dirá menos. Si lo complemento diciendo que fue un empresario de cierto éxito y que estaba incluido entre los 50 mejores jugadores del mundo de bridge, que hablaba además de árabe, inglés, francés italiano, griego y castellano, puede que incluso se piensen que les estoy tomando el pelo. Pero si pongo su alias, Omar Sharif, muchos de ustedes lo van a identificar muy fácilmente. 

Pues bien, el bueno de Omar, Michael para los amigos, allá por los años sesenta, solía pasar grandes temporadas en Madrid, ciudad en la que vivían sus padres y su hermana. Aunque egipcio de nacimiento, él se consideraba madrileño de adopción. Amigo de sus amigos, entre los que se encontraban Luis Miguel Dominguín, Manolo Prado y Colón de Carvajal y toda aquella "principesca corte celestial", no le extrañó que David Lean escogiera el barrio madrileño de Canillas para rodar los exteriores de Doctor Zhivago. Los estudios CEA, donde se rodaron los interiores de la película se encontraban a 2 kilómetros y Sevillana Films, a 3'5 km. 

La productora, la Metro Goldwyn Mayer, contrató a vecinos del barrio como extras, fontaneros, técnicos, electricistas, etc... En ésa época, en la que el sueldo de un actor figurante era de 75 pesetas diarias, Metro Goldwyn Mayer pagaba 1.500 pesetas al día fijo, más otras 1.000 pesetas si hacía calor, más otras 1.000 pesetas si se dormía a la intemperie. 

 

 

Y pasó lo que tenía que pasar. Aquella pobre gente que no había visto tanto dinero en su vida, muchos de ellos no tenían trabajo porque habían sido de "izquierdas", enorme pecado en ésa época del franquismo más rancio y duro, salieron a celebrar "su nuevo estatus", y una cosa lleva a otra, y otra a otra, ya me entienden, total que acabaron de madrugada en el mercado subidos en los puestos chillando: ¡¡"Viva la República"!! Y como no podía ser de otra forma, apareció la policía y el tema se complicó aún más. Como resulta que el 80% de los figurantes habían sido militares republicanos durante la Guerra Civil, a la policía se les ocurrió ir a Canillas a ver qué se "cocía" y de dónde salía todo el dinero que aquellos "malos españoles" llevaban encima. Solo faltó que al personarse la policía en los exteriores del rodaje, para más INRI, se estuviera cantando "La Internacional" a grito pelado. Lo raro de todo es que no metieran en la cárcel a todo los habitantes de Canillas, todos sus alrededores y parte del extrarradio de Madrid

Y esto no es ninguna "anécdota". Y esto es "acudir" a las "fuentes". Y esto no es "edulcorar" noticias. Y esto, no es rebajarse al "periodismo clientelista", (si eres cliente de mi medio te publico, y si no lo eres no te publico nada). Y esto es, simplemente, contar la realidad de lo que pasó en aquel rodaje de Doctor Zhivago, ¡¡NO!! desde la "anécdota" sino desde el "conocimiento".

Y es la rigurosidad y la profesionalidad de los periodistas que trabajan en el Altaveu lo que ha conseguido que se haya merendado con patatas a los demás medios del país. Algún día de estos les contaré los lazos familiares de un periodista al que a su papá no le gustan ciertas noticias del Altaveu, para que ustedes puedan opinar sobre el porqué de algunas noticias, gracias.   

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.  

 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.