Me ayudan?

Hoy les voy a proponer un juego: que me ayuden a escribir el guión de una mala película de serie B, en la que unos pocos advenecidos aspirantes a aprendices de mafiosillos, de pueblo, intentan apropiarse de lo que no es suyo utilizando todas las herramientas que creen tener a su alcance. (Ya saben aquello de que el fin justifica los medios).

He de confesar que desde niño siempre me han gustado las películas de policías y ladrones. Como que uno ya empieza a tener sus años he podido asistir a la evolución que ha sufrido el género. Desde aquella mítica de Errol Flynn en la que el intrépido Robin Hood robaba a los ricos para dárselo a los pobres, pasando por las de cuatreros, asaltos a trenes, asaltos a bancos, etc...

En esta primera época, y como denominador común, en todas ellas siempre había un protagonista, que fumaba y bebía como un carretero, los amigos/cómplices del mismo, los malos, muy malos, y algún bellezón femenino que acababa irremediablemente enamorada del protagonista. En una segunda época el guión es mucho más elaborado y entran nuevos personajes en escena: el “cerebro”, el “manitas”, el “acróbata”, el “chófer”, que conduce a velocidades bestiales por las distintas calles dónde transcurriera la acción, el “actor”, capaz de hacerse pasar por quién sea para engañar a los malos malísimos. Más adelante se producen películas sobre la Mafia, sobre elecciones, sobre megacorporaciones internacionales, en las que, además de todos los personajes mencionados anteriormente, habría que sumar los “policías corruptos”, los “políticos corruptos”, los “fiscales corruptos”, los “jueces corruptos”, las distintas “agencias estatales corruptas”, etc...

Los personajillos ya los tenemos. (Solo hace falta que cada uno de ustedes les pongan nombres y apellidos). La trama, también.

Me ayudan? Gracias.

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.