En su constante empeño de seguir desvencijando lo que queda de la otrora rica y próspera Andorra, alguno de los que aún forman parte del Govern dels millors no duda en continuar demostrando su poca categoría, clase y estilo allá donde haga falta.

Si a una periodista del peís se le ocurre escribir en su cuenta de "Twitter" personal: "Alguna cosa està passant al #periodisme de #andorra", en referencia a la "rectificación" obligatoria que tuvo que realizar el panfleto oficial del estado el pasado 12 de noviembre por su tremenda metedura de pata, allá que te sale el totalmente desconocido por cualquier "Premio Pulitzer" a contestar. (Aunque para saber de qué pie cojea el individuo solo hace falta escribir nombre y apellidos en el buscador de Google añadir palabras como "papeles de Panamá", "lingotes de oro", "señor de la guerra" o "diamantes de sangre", y en apenas ¡¡0'06!! segundos cualquiera se puede enterar del "tarannà" del sujeto).

 

 

Si dos adláteres de la "cuchipandi" acuden a la Lombardia a un partido del deporte "más mimado y subvencionado" de la panda, allá que te sale otra vez el individuo a hablar de "marcar estil" y de "Allà on anem ens sortim!!", para acabar de rematarlo el "subordinado designado a dedo" con un "C'est la classe!". ¿Y digo yo, qué sabrán ellos de clase?

Intentemos ir más allá y miremos de intentar racionalizar qué tipo de mensajes están intentando mandar el "jefe" y el "subordinado del jefe" a los periodistas y por ende al resto de la ciudadanía. Y antes que nada, y tal y como advierten en muchas películas, les indico que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia...

Puesto que ha salido a colación Italia, veamos que diría Umberto Eco. Como italiano, vivió de cerca el fascismo y sus consecuencias, y como intelectual dedicó no pocos recursos a estudiarlo, entenderlo y explicarlo pero, por encima de todo, denunciarlo y prevenirlo. De todos los males que el ser humano puede gestar para sí mismo, pocos tan nefastos como un régimen totalitario, en el que usualmente el sufrimiento es mucho mayor que los posibles beneficios a obtener, y es por ello que voy a compartir un fragmento de una conferencia que Eco pronunció en 1995 en la Universidad de Columbia; en aquella ocasión, el escritor elaboró una rápida caracterización de lo que llamó “Ur-Fascismo” o “fascismo eterno”, es decir, una ideología y voluntad de gobernar que, independientemente de las circunstancias históricas, parece siempre estar ahí, al acecho, esperando un mínimo descuido para saltar y apoderarse de un gobierno nacional, una sociedad, un país. Eco reconoce que no todos los regímenes totalitarios son iguales, pero al mismo tiempo encontró algunos rasgos comunes o, mejor dicho, recursos, que la mayoría ha empleado, y siguen empleando, para seducir a la población y hacerse del poder político.

 

 

Aquí la lista de esas 14 características del fascismo según Umberto Eco. (El texto completo se encuentra bajo el título “Il fascismo eterno”):

 - Culto de la tradición, de los saberes arcaicos, de la revelación recibida en el alba de la historia humana encomendada a los jeroglíficos egipcios, a las runas de los celtas, a los textos sagrados de algunas religiones asiáticas. (Una simple e inocente propuesta para tener una Ley del Aborto está derivando en un tema "kafkiano", bajo el tan mañido paraguas de intentar seguir queriendo proteger al Copríncipe Episcopal y a la familia tradicional).

 - Rechazo del modernismo. La Ilustración, la edad de la razón, se ven como el principio de la depravación moderna. En este sentido, el Ur-Fascismo puede definirse como irracionalismo. (El fascista es reaccionario. Se opone al liberalismo, al individualismo, incluso a la democracia).

 - Culto de la acción por la acción. Pensar es una forma de castración. Por eso la cultura es sospechosa en la medida en que se la identifica con actitudes críticas. 

 - Rechazo del pensamiento crítico. El espíritu crítico opera distinciones, y distinguir es señal de modernidad. Para el Ur-Fascismo, el desacuerdo es traición. (El desacuerdo es traición: La extensión del uso del término "mal ciutadà" como sinónimo de "traidor" a la causa).

 - Miedo a la diferencia. El primer llamamiento de un movimiento fascista, o prematuramente fascista, es contra los intrusos. El Ur-Fascismo es, pues, racista por definición. (Oposición a los que ellos consideran "intrusos". De aquí emerge rápido el racismo).

 - Llamamiento a las clases medias frustradas. En nuestra época el fascismo encontrará su público en esta nueva mayoría. (Hace un llamamiento a las “clases medias frustradas, desazonadas por alguna crisis económica o humillación política”).

 - Nacionalismo y xenofobia. Obsesión por el complot.

 - Envidia y miedo al “enemigo”. (Humillación por la riqueza que ostentan los otros y su fuerza o poder, pero al mismo tiempo una creencia de que pueden vencerles porque son débiles). 

 - Principio de guerra permanente, antipacifismo.

 - Elitismo, desprecio por los débiles. (Elitismo popular, de “masa”: el mejor pueblo del mundo, los mejores ciudadanos, el mejor miembro del partido).

 - Heroísmo, culto a la muerte.

 - Transferencia de la voluntad de poder a cuestiones sexuales. Machismo, odio al sexo no conformista. Transferencia del sexo al juego de las armas.

 - Populismo cualitativo, oposición a los podridos gobiernos parlamentarios. Cada vez que un político arroja dudas sobre la legitimidad del parlamento porque no representa ya la voz del pueblo, podemos percibir olor de Ur-Fascismo.

 - Neolengua. Todos los textos escolares nazis se basaban en un léxico pobre y en una sintaxis elemental, con la finalidad de limitar los instrumentos para el razonamiento complejo y crítico. Pero debemos estar preparados para identificar otras formas de neolengua, incluso cuando adoptan la forma inocente de un popular reality show.

Nunca olviden la advertencia, también atemporal, de Eco: "El Ur-Fascismo puede volver todavía con las apariencias más inocentes. Nuestro deber es desenmascararlo y apuntar con el índice sobre cada una de sus formas nuevas, cada día, en cada parte del mundo".

Y aunque sé que no sirve de nada porque los de la panda del basket son los que más saben de todo el mundo mundial, añadiré que en España hay unas 80 poblaciones con entre 50.000 y 100.000 habitantes, que a muchas de ellas les encantaría tener un equipo en la Liga Endesa, y que cosas tipo #somunpais, #maipor, que por cierto no veo que se utilicen en otros deportes a nivel de selección, que es donde se tendrían que utilizar y que seguramente no se hace porque estén "menos mimados y subvencionados" que el otro deporte, puede que algún día le va a hartar a cualquiera de los "capitostes" del país vecino y puede que de "un plumazo" acabe con la presencia de un equipo "extranjero" en España, no olviden que en España somos nosotros los "extranjeros", y hasta puede que impidan que se haga realidad aquel refrán tan andorrano, "hostes vingueren que de casa ens tragueren". (Y por si todavía no se han dado cuenta, o no son conscientes de ello, lo pueden hacer con toda la inmunidadimpunidad del mundo. Seguir "jugando" con ellos). 

Cuando los "hostes" pretenden hacer de "amos", con el consentimiento, o no, de estos últimos, pasa lo que pasa. En su ilimitada e infinita ignorancia se vienen arriba y hasta se atreven a hablar de "clase"... ¿De qué clase hablan?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.