Según Samuel Langhorne Clemens hay tres tipos de mentiras: la mentira, la maldita mentira y las estadísticas. Y en éste peís, acostumbrados como nos han acostumbrado los que hasta ahora han sido nuestros gobernantes, léase a copiar lo peor de lo peor de cada estado, la mentira ya se ha institucionalizado. Para que se den cuenta de lo que les digo tan solo recordarles los datos oficiales ofrecidos respecto al precio medio de los alquileres o los datos oficiales sobre la media de los salarios o las estadísticas que ayer sacó el CRES. En un peís en el que todavía hay gente que no tiene cuenta de Facebook para que nadie sepa lo que piensa, en un peís en el que todavía hay gente que utiliza la cuenta de Facebook de su pareja, o la de sus hijos, para chafardear lo que se cuece en las redes, en un peís en el que todavía hay personal que no se atreve a dar un "like" en Facebook para que nadie sepa su posicionamiento, ¿cómo pretenden que vía encuesta oficial alguien confiese su verdaderas intenciones de voto?

 

 

Adolfo Suárez González, el del "puedo prometer y prometo" o el de "vamos a elevar a la categoría de normal lo que a nivel de calle ya es plenamente normal", en un descuido en una entrevista con la periodista Victoria Prego de Oliver y Tolivar reveló el secreto de por qué no se preguntó a la ciudadanía si quería monarquía o república. Metieron al Rey en la Ley para la Reforma Política porque en un referéndum se habría perdido. Vean link aquí. (Por lo menos se evitó el bochorno). 

 

 

Clinton Eastwood Jr. no hace tanto dijo lo siguiente: "But I'd just like to say something, ladies and gentlemen. Something that I think is very important. It is that, you, we, we own this country. Yes, we own it. And it's not you owning it and not politicians owning it. Politicians are employees of ours. And, so, they're just going to come around and beg for votes every few years. It's the same old deal. But I just think that it's important that you realize and that you're the best in the world. And whether you're democrat or whether you're a republican or whether you're libertarian or whatever, you're the best. And we should not ever forget that. And when somebody does not do the job, we got to let 'em go. Let 'em go".

 

 

Andorra, al igual que otros países, ha necesitado un periodo de tiempo para madurar políticamente. Y sus ciudadanos ya han hecho el ejercicio. Y madurar consiste, en la mayoría de los casos, en quizás no saber muy bien lo que se quiere; pero lo que ¡SÍ! se sabe a ciencia cierta es lo que ¡NO! se quiere. Y el pueblo soberano sabe perfectamente lo que NO quiere ni va a volver a querer ¡¡NUNCA MÁS!! Y NO lo va a querer NUNCA MÁS porque el pueblo soberano está más que harto de las constantes tomaduras de pelo de los que hasta ahora han sido sus gobernantes.

 

 

Andorra necesita ser grande otra vez. Andorra necesita estar al frente de la transparencia. Andorra necesita una imagen diametralmente opuesta a la dada en estos últimos 8 años. Lo que Andorra ya no se puede permitir es seguir cayendo en el pozo sin fondo en el que nos han metido. Andorra necesita que TODOS sus ciudadanos estén orgullosos de vivir en éste gran peís. Y para ello no queda otra que el próximo día 7 de abril acudir a las urnas y votar útil. Y aunque todavía no sepan algunos ciudadanos lo que van a votar, lo que está más que claro es lo que NO van a votar. Y en las estadísticas que ayer presentó el CRES así se refleja. Y en las estadísticas se ve de forma nítida el por qué no les salen los números a los que nos han metido en éste embrollo.

 

 

Y como quiera que lo que tendría que ser la oposición no ha sabido leer el mensaje del pueblo, al pueblo no le queda otra que seguir mandando mensajes para que desaparezcan dos o tres de ésas candidaturas. Hay una candidatura que por el desmesurado ego de su cabeza pensante seguro que no va a desaparecer. Tanto da. Que les voten amigos y familiares. El resto de ellas si aún son capaces de hacer una lectura real de lo que el pueblo soberano desea, darán un paso atrás para, en un acto de altruismo, favorecer la desaparición de la escena política de los delfines de los que nos han metido en el lío. Y el pueblo soberano, sabio como es, se lo sabrá agradecer. La respuesta, como siempre, está en nuestras manos.

 

 

Y no, no crean en los vendedores de humo ni mucho menos en la suerte. Decía Winston Churchill que la suerte no es más que el meditado cuidado de todos los detalles. Y aquí, en estas próximas elecciones del 7 de abril, se están cuidando todos y cada uno de todos los detalles. 

 

 

Andorra tiene que volver a la política del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Andorra necesita imperiosamente de gobernantes que vengan a servir, que no a servirse. Andorra necesita de gobernantes que sepan de antemano que ellos son nuestros empleados y que si no hacen bien su trabajo se van a ir a la calle. Eso sí, para el nuevo gobierno ha de ser prioritario, aplicándoles toda la responsabilidad civil y penal en la que pudieran incurrir. ¿Qué es eso de que éstos gobernantes no tengan dichas responsabilidades?

Robert James Fischer sentenció una vez que hay que tener espíritu de lucha, forzar los movimientos y aprovechar las oportunidades. ¡¡Juguemos ésta apasionante partida!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.