Día 43

¡¡Buenos días cuaderno!!

La verdad es que en alguna ocasión da gusto vivir en nuestro pequeño país de las mil maravillas. Y más cuando ves que en los países que nos rodean el caos originado por la crisis sanitaria es más que significativo. ¿Se imaginan tener que vivir en uno de esos países que sus gobiernos no son transparentes ni informan cada día, día tras día, de todos los avances que se han producido con la exquisita puntualidad, y de forma tan trasparente, tal y como hacen nuestras autoridades? ¡¡Qué horror más horroroso!!

 

 

Cuando te enteras del posible escándalo que ha podido haber en España en la adjudicación de la compra de una partida de tests defectuosos a través de un intermediario desconocido en el sector, y al que por lo visto, vaya, vaya, se le concedió la correspondiente licencia importadora extraordinaria 48 horas después de haberse firmado el acuerdo, firmado el 18 de marzo, a uno se le ponen los pelos de punta. Vean link aquí. ¿Se imaginan que en Andorra se concediera una licencia a un laboratorio en el que estuvieran implicados, por ejemplo, y es un simple ejemplo que nada tiene que ver con la realidad, el yerno de un ministro, o la mujer de un exministro, o el cuñadísimo compi-amigo de otro exministro? (Insisto en que es un simple ejemplo que nada tiene que ver con la realidad).

Por suerte en el pequeño país de las mil maravillas, éstas cosas no suceden, o no deberían suceder...

 

 

Por suerte en nuestro pequeño país de las mil maravillas la corrupción no existe, o no debería exisitir...

 

 

Cuando ves el escándalo que se ha originado en España a raíz del nombramiento de la Fiscal General del Estado, y que está grabada en las tan manidas cintas de Villarejo, agradeces vivir en el pequeño país de las mil maravillas. ¿Se imaginan que en Andorra el Fiscal General tuviera una cuñada Secretaria de Estado y que su señora esposa se dedicara a realizar tráfico de influencias o abusase de su cargo? 

Por suerte en nuestro pequeño país de las mil maravillas éstas cosas no pasan, o no deberían pasar...

 

 

Cuando observas que en nuestros países vecinos no tienen ningún plan efectivo, y que el nuestro que lo tiene, diga lo que diga la OMS, WHO por sus siglas en inglés, agradeces vivir en el pequeño país de las mil maravillas.

 

 

Efectivamente, la evidencia científica reunida hasta el momento no ofrece certeza de que una persona que ha contraído el coronavirus, se ha recuperado y ha generado anticuerpos esté protegida contra una segunda infección, lo que deja sin respaldo la idea de un "pasaporte de inmunidad", asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS sale así al paso de las afirmaciones de algunos gobiernos de que la detección de anticuerpos del SARS-CoV-2 en una persona podría ser suficiente para extender un "certificado" o "pasaporte de inmunidad" que indicara que ya no puede contagiar a otros. Entre esos gobiernos está la Generalitat, que incluyó en su plan de desconfinamiento una especie de pasaporte serológico, a instancias del infectólogo Oriol Mitjà. Vean link aquí

Por suerte en nuestro pequeño país de las mil maravillas nuestros sabios expertos en Coronavirus, y todo su equipo de I D I, están por encima de lo que aconseje la OMS, WHO por sus siglas en inglés, y han elaborado su propia y genuina hoja de ruta...

 

 

Para todos mis detractores que siempre me acusan de no aportar ideas, y sin que sirva de precedente, hoy les voy a proponer un sistema ya utilizado en otras épocas para distinguir a unos de otros. (Como quiera que estoy todo el día soportando las animaladas que dicen unos y otros, y que no me queda otra que oír, ahí va una más...).

 

 

En una cena celebrada después de la crisis del 2007, una empresaria, a la que quiero felicitar efusivamente porque me he enterado que va a ser abuela, aunque la cigüeña haya perdido el GPS y ha aparecido en el país de la hoja de arce, me dijo: - "Carlos, Andorra necesita de una gran enfermedad para espabilar. Esto es un simple constipado. Lo que de verdad necesitamos es un cáncer grave para darnos cuenta del peligro en el que estamos". Pues bien, y no con forma de cáncer grave sino con forma de Coronavirus, ya lo tenemos aquí. Que Andorra espabile, o no, ya es cosa de todos nosotros porque toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, nos ha demostrado que no nos va a sacar de nada.

 

 

Andorra, sin ningún lugar a dudas, era el pequeño país de las mil maravillas. Hasta que los del club de la pizzería aquel INFAME 10 de marzo de 2015 decidieron, unilateralmente, ponerle punto y final. Y desde entonces..., así nos ha lucido el pelo a casi todos, con excepción de algunos elegidos miembros de toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA.

 

 

Rick: - "¿How can you close me up? ¿On what grounds?".

Captain Renault: - "¡I'm shocked, shocked to find that gambling is going on in here!".

 

 

[A croupier hands Captain Renault a pile of money]

Croupier: - "Your winnings, sir".

Captain Renault: - "Oh, thank you very much".

 

 

¡Siempre nos quedará París!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.