Robert Lawson, uno de los autores del Índice de Libertad Económica (ILE) que elabora el Fraser Institute, pasó por Madrid hace unos días para presentar el informe correspondiente a 2014. Coincidió en la Fundación Rafael del Pino con el profesor Francisco Cabrillo, que elabora un ILE para las comunidades autónomas españolas y con el profesor Leandro Prados de la Escosura de la Universidad Carlos III quien está culminando la elaboración de un ILE histórico que se remonta hasta 1850. Entre las principales conclusiones del informe de 2014 se puede reseñar que la libertad económica ha crecido en el mundo al menos hasta 2012, que Hong Kong y Singapur ocupan los primeros lugares y que el resto de países situados en los 10 primeros lugares son Nueva Zelanda, Suiza, Mauricio, Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Australia, Jordania y, empatados, Chile y Finlandia. Estados Unidos, en el 12º, sigue retrocediendo y se iguala con el Reino Unido. Los grandes países europeos están mucho más atrás: Alemania (23º), España (51º), Francia (58º) e Italia (79º). Una de las enseñanzas clave del informe es que los países que gozan de mayor libertad económica son más ricos, ya que las naciones que suponen el 25% más libre tienen un PIB per cápita promedio de 39.899 dólares frente a los 6.253 dólares del 25% que ocupa la parte inferior de la lista. Del mismo modo, el ingreso promedio del 10% de la población de menores recursos en los países con más ILE es de 11.610 dólares frente a los 1.358 dólares del 10% más pobres de los países menos libres. La expectativa de vida en los países con un mayor ILE es de 79,9 años frente a los 63,2 años de los países con menos ILE. También las libertades políticas y civiles son mayores en los países con libertad económica que en los que no. El país peor situado es Venezuela, que ocupa el puesto 152. Se trata de una nación rica en recursos naturales, lo cual parece corroborar la idea de que los países libres son más ricos por libres y no son más libres por ricos. El ILE se elabora a partir de varios indicadores: tamaño del Estado, protección del derecho de propiedad, dinero y precios estables, libertad de comercio y la calidad y cantidad de la regulación de los principales mercados. Capítulo aparte merece el trabajo de Prados de la Escosura con su Índice Histórico de Libertad Económica (en inglés HIEL). La recopilación de este conjunto de datos para los países de la OCDE permite apreciar la evolución de la libertad desde 1850 hasta 2007, justo antes de comenzar la gran crisis, fecha en la que alcanzó su cota más alta. Antes de las guerras mundiales, 1913 fue el año en que se alcanzó el pico de libertad, el cual no volvería a registrarse hasta comienzos de los años 1980. Los avances de la libertad económica en España han sido crecientes a partir de 1950. Entre los años 1960 y 1980 el factor que más contribuyó a su ampliación fueron los derechos de propiedad y a partir de 1980, la libertad de comercio y en segundo lugar la estabilidad monetaria y la mejor regulación. johnmuller.es@gmail.com

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.