"Si no hay justicia para el pueblo...

..., , que no haya paz para el gobierno". (Emiliano Zapata).

El INFAME 10 de marzo de 2.015 ya ha pasado a la Historia de Andorra, y lo hace marcando un antes y un después. Un antes que no es tan bucólico como alguno se empeña en querer recordar, y un después que, por mucho que intenten demostrar lo contrario, es catastrófico.

739 días después del INFAME 10 de marzo de 2.015, sin diálogo ni soluciones, hoy mismo desde la secretaría de organización del partido del Govern dels millors, se pide serenidad y moderación. La misma serenidad y moderación que ellos no tuvieron muchísimo antes del INFAME 10 de marzo de 2.015, y 347 documentos os lo acabarán de demostrar. ¡347! documentos que si no fuera por la tan cacareada "transparencia" del Govern dels millors, ya nos habrían sacado de dudas a todos. Ustedes, y solamente ustedes, son los únicos responsables de consentir que los representantes de las instituciones reguladoras andorranas nos hayan impedido, hasta la fecha, conocer todos esos documentos.

Se apela a aquella cortesía parlamentaria y política que imperaba en Andorra no hace tanto. ¿Dónde está la cortesía parlamentaria y política del Govern dels millors, y la de su grupo político que sustenta su mayoría en el Consell, cuando una y otra vez se consiente que representantes de instituciones reguladoras andorranas se nieguen a enseñar toda la documentación que se les ha requerido? ¿Dónde está la cortesía parlamentaria y política cuando desde el Govern dels millors, y la de su grupo político que sustenta su mayoría en el Consell, se impide que el Consejero Delegado de BPA pueda acudir a declarar a la Comisión BPA? ¿Acaso no es importante lo que el Consejero Delegado de BPA tiene que decir sobre BPA, o quizá hay pánico a lo que pueda decir?

Se dice que no hay culpables ni víctimas. ¡Pues claro que hay culpables y víctimas! Ustedes, y solamente ustedes, son los culpables de todo lo que aquí ha acontecido, y el resto somos víctimas de su mal hacer. Lo de "volem sang i fetge" es una frase suya. Ustedes, y solamente ustedes, fueron los que querían "sang i fetge". Pero tanta "sang i fetge" se les va a acabar atragantando. Hable con afectados, clientes, trabajadores y accionistas, a ver qué opinan de su "maravillosa" actuación.

Comenta el escribidor que se ha de recuperar la serenidad porque desde la confrontación de ideas y la discrepancia se hará avanzar a Andorra. ¿Si eso es así, cómo ustedes, y solamente ustedes, han hecho criminalizar unos WhatsAps que lo único que "casi suplicaban" era eso mismo que ahora usted reclama? ¿Acaso algún Govern, aunque sea el Govern dels millors, puede caer más bajo?

Por último habla del momento clave (), según él se está transformando el modelo económico () y el encaje en Europa (), para acabar de manera socarrona hablando de las próximas generaciones. Y llegado a éste extremo ya no puedo sino intentar aclararles algunos conceptos, para que ustedes mismo puedan decidir qué intenta ocultar el escribidor; una cosa es ser político de casino de pueblo, otra es ser un político, y otra, muy distinta, es ser un estadista. Las diferencias entre un político, que no un político de casino de pueblo, y un estadista son, a grosso modo, las siguientes:

 - Un político piensa en términos de la próxima elección.
 - El estadista piensa en la próxima generación.

 - El político es capaz de mentir con tal de llegar a su máxima aspiración.
 - El estadista tiene el valor de decir la verdad, por más cruda que sea, con tal de que el pueblo se concientice.

 - Los políticos buscan la popularidad, buscan ser queridos.
 - Los estadistas suelen ser necesitados por los pueblos.

 - Los políticos suelen bajar la luna y las estrellas a sus pueblos.
 - Los estadistas tienen el valor de solicitar el esfuerzo personal de cada uno de los ciudadanos para construir un gran país.

 - Los políticos son capaces de dividir con tal de llegar al poder.
 - Los estadistas tienen la capacidad de multiplicar los apoyos para lograr el triunfo del pueblo.

 - Los políticos luchan en contra de sus adversarios con tal de llegar al poder.
 - Los estadistas tienen la capacidad de convertir a sus enemigos en amigos.

 - Los políticos buscan la gloria personal.
 - Los estadistas buscan la gloria del pueblo.

 - Los políticos usan su fuerza personal y la de sus seguidores para triunfar.
 - Los estadistas usan su fuerza personal, la de sus seguidores y la de sus enemigos para el triunfo del pueblo.

Cuentan que cuando Charles de Gaulle llegó a México, éste le preguntó a López Mateos, ¿"a usted le quiere el pueblo"?

- Si, contestó López Mateos.

- ¿A usted también lo quieren los franceses?, preguntó el presidente mexicano.

- No, a mí no me quieren; a mí me necesitan.

Para nuestra desgracia, últimamente hay demasiados gobernantes que ni se les quiere, ni se les necesita.

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.