Que apenas he seguido la campaña electoral es una cosa que he proclamado a los cuatro vientos por activa y por pasiva. Y visto los derroteros que habían decidido tomar algunos de los candidatos, desde buen principio, aún menos. Estoy convencidísimo que vamos a seguir padeciendo lo que, de verdad, nos merecemos. Luego vendrán las quejas, los lamentos y todas esas cosas que parece ser que gustan y a las que, lamentablemente, muchos se están acostumbrando. Pues sepan que en esta ocasión tampoco les servirá de nada.

Me llega a los oídos que los candidatos andan ahora pidiendo el “voto útil”. Ustedes se pueden preguntar por qué a estas alturas de la película les ha dado por esto? Muy simple: empiezan a ser conscientes que habiendo dividido el voto, pierden. Y van a perder por inútiles. Desde éste mismo medio se les pidió que se unieran, tal y como hizo DA en su día - todos contra Jaume -, pero han podido más sus intereses personales que los colectivos. Puedo imaginar a la banda de la pizzería revolcándose por el suelo de risa viendo la poca capacidad de organización de sus rivales. Puedo oír sus carcajadas. Hasta sus conversaciones: “con la que hemos liado, con lo que les hemos mentido, y todavía nos siguen votando. A estos les va la marcha”. Esta gente ha mentido en ruedas de prensa internacionales, en Sede Parlamentaria y donde ha hecho falta. Esta gente nos ha estado ocultando información desde mucho antes del minuto cero. Esta gente, visto lo visto, únicamente defiende intereses ocultos. Y lo peor de todo es que van a volver a ganar, si no lo remediamos.

Les propongo que hagamos algo verdaderamente útil, y les demos una lección de dignidad y madurez política. Si. Nosotros. El pueblo liso y llano: puesto que el sistema andorrano es el que es, por un miserable voto se obtiene la mayoría, y vista la torpeza del resto de partidos, por qué no decidimos entre nosotros a quién o a quiénes vamos a dejar mandar.

En realidad es un plan muy sencillo: Salvo Canillo, parroquia en la que hay solo una lista, en el resto podemos desequilibrar las cuentas de todos esos contadores de votos, habidos y por haber, a nuestra total y absoluta conveniencia. Sería la manera de que toda esta banda de la pizzería se enterase de que el pueblo no es tan simple como ellos se piensan y que ellos son nuestros empleados, que no a la inversa. Se trataría de, por ejemplo, decidir que en la capital mande la señora Carmona. En Encamp, el señor Troguet. En Escaldes, la señora Vendrell y en Ordino la señora Tudo. Cualquiera, menos ellos. Luego ya les obligaremos a hacerlo bien porque, por fin, serán conscientes de quiénes somos los verdaderos dueños del País, y que ya estamos de casi todos ellos “hasta los meros pelotarios”, como dicen los hondureños.

De un más que probable 5 a 2, a un 1 a 6, la cosa cambia. Ostras si cambia.

Jugamos??

 

 

 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.