Parece mentira, pero lo han vuelto a hacer. Y han conseguido, por enésima vez, sorprender a propios y extraños, y volverse a superar a ellos mismos. ¿Qué hace un Govern en funcions, aunque sea dels millors, firmando la concesión de las líneas interurbanas el último día hábil que tenía para hacerlo? ¿Venía de un par de semanas, más o menos, una vez que se hubiera formado el nuevo Govern, el concederlo? ¿Qué se esconde en realidad tras éste último acto inexplicable, uno más, del Govern en funcions?

 

 

El nuevo edificio de la Justicia que están acabando ya se les está quedando pequeño. Tan solo con todos los innumerables frentes del mal llamado "caso BPA" ha debido quedar colapsado. Y si miramos el histórico del lío que ha habido, hay, y habrá con el lío de las líneas de autobuses, van a tener que ampliarlo con carácter de urgencia. Porque como no podía ser de otra manera en lo que parece una nueva cacicada del triunvirato saliente de DA, la cosa no se va a quedar ahí y los recursos van a ser de órdago.

 

 

Definitivamente, visto lo visto y padecido lo padecido, las armas de destrucción masiva que nunca se encontraron en Irak estaban en la Pizzería de marras. ¡Me asombra la capacidad de destrucción que había en la Pizzería de marras! ¿Qué hubieran pensado todos aquellos que con su talento, trabajo y esfuerzo hicieron que éste país evolucionase sobre ruedas hasta aquel INFAME 10 de marzo de 2015, léase los Codina, el Arajol, el Molné, el Vila, el Cassany, el Serra, la Trini, los hermanos Pol, Joan y Enric, el Climent Travesset, el Malivern, el Colomí, el Ramón Casal, el Antoni Pujol Betriu, entre otros muchos, al ver que cuatro advenedizos, que jamás han gestionado absolutamente nada, han hecho saltar por los aires el  fruto del trabajo de toda una vida?

 

 

¿Cómo puede ser que a cuatro advenedizos, que jamás han gestionado absolutamente nada, se les haya consentido alcanzar semejante poder de destrucción masiva? ¿Cómo puede ser que cuatro advenedizos, que jamás han gestionado absolutamente nada, hayan destrozado tantas y tantas vidas de conciudadanos impunemente? ¿Cómo puede ser que cuatro advenedizos, que jamás han gestionado absolutamente nada, se puedan ir de rositas, porque en la actualidad aún no existe la responsabilidad civil y penal entre la clase política? ¿Cómo puede ser?

Y puesto que no tienen bastante con todas las cabestradas cometidas, se permiten el lujo de seguir utilizando la prensa sumisa para dar pábulo a todos sus desmanes. Hoy mismo, sin ir más lejos, siguen dándole que te pego desde el panfleto oficial del estado contra todo aquello que ellos consideran lesivo para sus intereses. ¡Alucinante! Y lesivo para sus intereses de ahora en adelante va a haber para dar y regalar. Y sin el paraguas que os habéis adjudicado, y fuera del Govern, vais a sentir frío, mucho frío. El mismo frío que han sentido y padecido todo este tiempo todos aquellos a los que desde vuestra atalaya les habéis destrozado la vida. 

Llega savia nueva al Consell General. Sangre nueva cuya prioridad tiene que ser abrir puertas y ventanas, y levantar todas las alfombras habidas y por haber. El pueblo soberano tiene todo el derecho del mundo de saber la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad sobre todos los desmanes que se han cometido en éste país en los últimos años. Y los que deberían estar más que nerviosos son todos aquellos que hayan sido cómplices o colaboradores necesarios para llevarlas a cabo. 

Andorra, sigo insistiendo, necesita paz social, cerrar todas las profundas heridas abiertas a lo largo de las anteriores legislaturas y talento, mucho talento, para sacar al país del profundo pozo sin fondo al que esos cuatro advenedizos, que jamás han gestionado absolutamente nada, nos han abocado. Para el resto, tan solo se necesitan pantalones, como dicen en Andalucía. Y lo de los pantalones, se les presupone.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris (1)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.