Indicadores y marcadores a los que casi nadie hace caso, pero que dicen mucho

Que estamos inmersos en una nueva revolución, de lo que sea, como en su tiempo lo fueron las revoluciones de la imprenta, la francesa y la industrial, ya nadie lo duda. Y que a estas alturas debe haber muy poca gente, o quizás ninguna, que sepa cómo va a acabar todo esto, empieza a ser más que evidente.

Lo que está más que claro es que la revolución de Internet está acabando con todo lo que tenga que ver con la intermediación; el cliente desde hace tiempo tiene acceso al producto final sin tener que pasar por ningún intermediario. El mundo desde el principio de todos los principios es una evolución constante, cuando no una revolución drástica. Y negocios que el personal había considerado de "toda la vida" se han visto caer de forma estrepitosa por no haberse sabido reinventar a tiempo. Ahí están los ejemplos de las que en su día fueron enormes empresas: Kodak, Nokia, Xerox, Blockbuster, Yahoo, Segway, IBM, Blackberry Motion, MySpace, Commodore Corp, Sears, Hitachi, Polaroid, Toshiba, Motorola, Palm, Sony, National Geographic, Pan Am, Netscape, Hummer, Atari, Toys R Us, Compaq, Enron, General Motors, America Online, DeLorean Motor, Nortel, etc, etc, etc... Y eso se puede trasladar a todos los sectores que nos podamos imaginar. Y uno de los sectores que nos afecta más que significativamente, el del turismo, nos lo acaba de volver a demostrar. La anciana empresa Thomas Cook, con más de 178 años a sus espaldas, ha cesado en todas sus actividades. Y ahí han dejado tirados a más de 600.000 clientes, 150.000 del Reino Unido.

 

 

 

En el momento de su colapso tenía una deuda de unos 2.100 millones de dólares, cifra que su presidente ejecutivo, Peter Fankhauser había denominado "insurmountable". Y ahora empezarán con lo de siempre, que si Internet, que si ha habido una disminución del interés por los paquetes turísticos, que si operar una aerolínea es costoso, que si el Brexit, que si los 600.000 viajeros, que si...

 

 

Para todos los tontos por ciento, y de esos hay muchísimos, cada día más, incluso los americanos los tienen incluidos en lo que ellos han denominado "The Greater Fool Theory", los indicadores, los marcadores apenas les dicen nada, y hacen muy mal, sobre todo para sus sufridos bolsillos, de menospreciarlos de ésa alocada manera. (En el país leo que unos cuantos incautos, mal aconsejados por uno de los ejemplares consultores, han perdido unos cuántos millones). Tan solo hay que mirar desde cuándo Thomas Cook dejó de repartir dividendos entre sus accionistas, les recuerda esto a alguna entidad financiera del país al que el regulador le tiene prohibido repartir dividendos, o mirar cómo ha ido cayendo y cayendo la cotización para prever que el colapso era cuestión de tiempo; Ahí les dejo un par de imágenes que dicen que valen más que mil palabras. 

 

 

Por otro lado, y hay poca gente que sepa éste dato, cada día que pasa la Inteligencia Artificial (IA) va autocorrigiéndose de manera espectacular. Y esto a su vez permite que los mejores empresarios, todos aquellos que saben reinventarse una y otra vez, se hayan empezado a cuestionar una serie de preguntas, a las que van dando respuestas que todos aquellos que nos paramos a observar lo que pasa, vamos tomando nota. Y es que el mundo parece encaminarse por ésos nuevos vericuetos.

 

 

Nunca antes nos habían tenido tan fichados en todos los sentidos. Si el pobre Eric Arthur Blair, más conocido como George Orwell, levantara la cabeza, comprobaría que su 1984 se ha quedado en un cuento de niños. Y que todo lo que él pudo imaginar se ha visto superado con creces. Y que los que se han apoderado del poder se ven sobrepasados una y otra vez por todo y por todos. Que en la UE, Bruxelles pretenda seguir siendo al capital política, es una quimera. Y que Frankfurt am Main aún sueñe con ser la capital económica es simplemente tronchante. 

 

 

Nada volverá a ser igual. Y los grandes empresarios lo saben y es por eso que se reinventan un día tras otro. Los que se han apoderado del poder, con mucho menos nivel intelectual que ellos, están a años luz. Y pretenden seguir gobernado a su manera, es decir pseudodictatorialmente, tal y como lo llevan haciendo desde la época feudal. Van arreglaos...

 

 

Es por ello que hay que seguir siendo reivindicativo y no cejar en el noble arte de hacer ver a todos estos que se han apoderado del poder que lo mejor que pueden hacer por interés general y nacional es irse a su casa y dejar de impedir el progreso natural del mundo. Y NO, no les tengan ningún miedo porque La Comella tiene sus limitaciones y debe de estar prácticamente llena. Hoy en día ir en contra de todas las bobadas que se les ocurre a los de la cuchipandi, chupipandi para otros, es un deber y una obligación. 

 

 

El tiempo se os ha acabado hace días, pero sois tan torpes que seguís sin enteraros. Y los indicadores y los marcadores así lo indican todos los días desde el INFAME 10 de marzo de 2015. Poco a poco vais a ir viendo cómo todo vuestro sistema impositivo se va al traste; y se os va al carajo porque lo que antes era válido, ya no lo es. El trabajador ya no es necesario en muchos negocios. Los bancos, menos. Las grandes superficies se tambalean. Los grandes locales en las mejores calles del mundo tan solo se los pueden permitir las grandes marcas, y seguramente a pérdidas. La deslocalización está al orden del día. Hoy se puede trabajar en cualquier sitio, mientras se tenga buena cobertura. Las grandes operadoras telefónicas han apostado por forfaits low cost en casi todo el mundo. Amazon, Google, Facebook o Apple son las grandes amenazas para las entidades financieras. Proclamar que lo de Thomas Cook no va a tener apenas repercusión éste próximo invierno en Andorra es cuanto menos temerario. 

 

 

Y, además, por si no tuvieras bastante con lo que tenéis, todo aquello que nunca os gustaría que el pueblo soberano supiera o supiese os va a explotar en la cara para acabar de dejaros a la altura del betún. "El tiempo le preguntó al tiempo y el tiempo le contestó: dale tiempo al tiempo y el tiempo te dará la razón". 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.