Mi nombre es Santiago Walter y soy uno de los tantos argentinos que estuvo 66 días varado en Andorra. Durante los últimos dos meses formé parte del equipo VARADOS EN ANDORRA, un grupo de 20 temporeros, los cuales nos propusimos un objetivo colectivo: lograr nuestra REPATRIACIÓN hacia Argentina. 

En primer instancia, y mediante un formulario que presentamos en nuestra página de Instagram (@varadosenandorra), pudimos recopilar los datos de muchos compatriotas que demostraron su interés en volver a casa. Los cuales, marcaban, en mayor o menor medida, las diferentes situaciones reales de vulnerabilidad que empezaban a desarrollar. Algunas complejas y muy delicadas.

Acto seguido comenzamos a enviar cartas y notas a cada gobernador provincial, informando de nuestra delicada situación, como también, de nuestras intenciones de querer retornar a Argentina lo antes posible. Lamentablemente tuvimos pocas respuestas. Alegándonos que esas desiciones se debatían en el ministerio de Salud y la Cancillería de la Nación Argentina. 

Sentíamos que nuestro país nos daba la espalda, que no nos dejaban volver, nos cerraban la puerta de casa, y es una sensación que es difícil de explicar. Y estando tan lejos, el tiempo seguía pasando...

Luego de esto, hasta llegamos a redactar un Plan de Repatriación, el cual, y con ayuda del Gobierno Andorrano, pudimos crear una operativa que contaba con todos los protocolos necesarios y obligatorios en función de sanidad, mediante testeos, corredores sanitarios y aislamiento social (una vez llegados a Argentina). Este plan fue presentado ante el ministerio de Salud y la Cancillería. Y nuevamente la respuesta fue un silencio permanente...

Sentíamos que nuestro país nos daba la espalda, que no nos dejaban volver, nos cerraban la puerta de casa, y es una sensación que es difícil de explicar. Y estando tan lejos, el tiempo seguía pasando...

Pero tuvimos la suerte de estar en un país como Andorra. El cual NUNCA nos dio la espalda y SIEMPRE nos cobijó. Los diferentes comuns nos ofrecían ayudas con el alojamiento y también con alimentos. Nos extendieron los permisos y la seguridad social. Incluso las empresas privadas de Ski Andorra, brindaban esas mismas ayudas a cientos de sus empleados. Haciendo un trabajo, que entendemos, era correspondiente a nuestro consulado en Barcelona, pero que brillaba por su ausencia.

Y estas actitudes tomadas por el Gobierno andorrano y las empresas de esquí, no dejaban de sorprendernos y a la vez darnos unas palmadas en la espalda, para seguir con fuerzas y sobrellevar está inesperada y difícil realidad

Y estas actitudes tomadas por el Gobierno andorrano y las empresas de esquí, no dejaban de sorprendernos y a la vez darnos unas palmadas en la espalda, para seguir con fuerzas y sobrellevar está inesperada y difícil realidad. 

Empezaron a aparecer algunos vuelos de Aerolíneas Argentinas, luego de un mes de espera,  pero las plazas a las cuales podíamos acceder, eran muy pocas. Tan solo 14 personas en 2 vuelos. Y éramos más de 2.400. A este ritmo, no volvíamos más. 

Y fue en ese momento donde volvimos a tener suerte. Las empresas que componen Ski Andorra: Saetde (Pas, Grau, Funicamp) y Secnoa (Ordino Arcalís); Ensisa (Soldeu, Tarter y Canillo) EMAP (Pal, Arinsal); empezaron a involucrarse de tal manera que lograron, mediante gestiones privadas y que llevaron muchísimo trabajo, compromiso y responsabilidad, que nos aprobaran cuatro vuelos para varados exclusivos que estuvieran en Andorra, uno fue de Air France (102 personas) y 3 más de Iberia (864 personas). En estos vuelos también brindó su ayuda el Gobierno andorrano en cuanto a logística y coordinación conjunta. Y cabe destacar que todos los que estamos volviendo, lo hacemos con el test de anticuerpos NEGATIVO. Gracias Andorra.

Quisiera agradecer a todas aquellas personas que nos han brindado su apoyo; hace cinco años que elegí Andorra para seguir creciendo en mi profesión, y fue una gran elección

Quisiera agradecer a todas aquellas personas que nos han brindado su apoyo, empezando por el Gobierno andorrano, al señor Jaume Gaytan, el cual desde el inicio demostró su intención de querer ayudarnos en todo lo que pudiéramos, intercambiando información y gestionando los traslados a los distintos vuelos. También a las parroquias que siempre accedieron a brindarnos ayudas, en alojamiento y alimentos. Sin olvidarnos de la Cruz Roja y Cáritas. 

También agradecer al equipo de Ski Andorra con el cual pudimos trabajar en conjunto, al señor Xavi Salinas, Xabier Arjona, a las directoras de recursos humanos -Silvia Barrios, Rosa Rubio y Mónica García. Sabemos muy bien como han trabajado larguísimas horas y completamente comprometidos en que todos nosotros podamos volver. 

Y por supuesto al señor Joan Viladomat, porque sin él, todavía estaríamos en Andorra. 

Por último y un agradecimiento MUY especial será para mis compañeros del equipo de VARADOS: Bet, Maga, Juan, Lisandro, Julia, Pauli, Paola, Maru, Juan, Sofi, Vale, Vale, Mariela, Yanina, Ale, Marina, Estefi, Esteban, Jorge, David, Silvina y Daniel. Gracias por ser lo que son y por trabajar tantas horas para que todos podamos volver. Son especiales, los admiro y ojalá pueda llegar a conocerlos a todos. MUCHAS GRACIAS EQUIPO!!!

Hace cinco años que elegí Andorra para seguir creciendo en mi profesión, y fue una gran elección. Gracias Andorra, muchas GRACIAS. 

Nos veremos la próxima temporada.

Comentaris (3)

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.