Cuando en mayo de 2014 Celestino Barroso Sánchez, agregado de Interior de la Embajada de España en Andorra, pronuncia en su encuentro con Joan Pau Miquel, consejero delegado de Banca Privada d'Andorra, las premonitorias siguientes palabras: "soy el portador de un mensaje de Madrid". "Me han dicho que les comunique lo siguiente: que el Banco de España tiene una inspección a Banco de Madrid -filial de BPA- y se lo van a cargar y ya hay una empresa americana dispuesta a hacerse con el banco", añade. "Les van a dar un hachazo y está en su mano pararlo" y que previamente a su conversación con Joan Pau Miquel, el agregado de Interior de la Embajada de España en AndorraCelestino Barroso Sánchez, mantuvo un encuentro cara a cara con uno de los accionistas mayoritarios de Banca Privada d'Andorra, en el que el policía español le reiteró la necesidad de encontrarse con unas personas en Madrid o, le recalcó, "de lo contrario el banco morirá". "Los americanos estaban al corriente y ya saben cómo hacerlo", añadió. "Los americanos saben cómo hacerlo", Celestino Barroso Sánchez sabía perfectamente lo que estaba diciendo. (Aquí pueden escuchar la conversación). ¡¡Mayo de 2014!!

 

 

Cuando Jorge Fernández Díaz, entonces ministro del interior del Gobierno de Mariano Rajoy Brey, le dice a Daniel de Alfonso Laso, entonces director de la Oficina Antifraude de Catalunya, OAC, "esto la Fiscalía te lo afina", Jorge Fernández Díaz sabía perfectamente lo que estaba diciendo. 

 

 

Y cuando finalmente te enteras que los fiscales de Brasil no tenían absolutamente nada contra Luiz Inácio Lula da Silva, más conocido como Lula da Silva, es cuando te das cuenta de lo podrida que llega a estar política en todo el mundo mundial.

 

 

¡¡Qué asco de todo en general y de todos estos cenutrios en particular!!

Pero, ¿cómo es posible que hayamos llegado a semejante grado de putrefacción total y que hayamos acabado en manos de todos estos auténticos cenutrios? Y la respuesta, cómo no puede ser de otra manera, la encontraremos en el que dice ser el país más poderoso del mundo; ése país que es capaz de crear lo mejor y lo peor. Y si hablamos de lo peor, de lo peor, habrá que remontarse al mandato de George Walker Bush. Uno de los periodos más aciagos de la Historia de los EE.UU., en el que murió demasiada gente inocente. Y miren si llego a ser funesto dicho periodo, que hasta los propios republicanos se llegaron a plantear la siguiente pregunta: "¿Es Bush un idiota?".

 

 

Ésta fue la pregunta que apareció en un programa de la televisión americana, formulada por el excongresista republicano Charles Jospeh "Joe" Scarborough en su programa de la MSNBC. Seguramente no haga falta ser ningún genio para responder a la pregunta de Scarborough, más si se tiene en cuenta que George Walker Bush estaba en manos de Richard "Dick" Bruce Cheney, personaje del que apenas se sabe casi nada, o muy poco, y que sin embargo, sin que tampoco lo entienda nadie, supo llegar a las más altas cumbres del poder del país más influyente del mundo en la actualidad. Se sabe que fue expulsado dos veces de la University of Yale, ambas por beber en exceso, que acabó una maestría en ciencias políticas en la University of Wyoming, y que llegó al Congreso como internista del congresista William Albert Steiger, dónde conocería al que sería su mentor Donald Henry Rumsfeld

 

 

Cheney, apoyándose en los conocimientos de su entonces abogado, y que más tarde fue su Jefe de Gabinete de Vicepresidente, David Spears Addidngton, y en John Choon Yoo, autor entre otras muchas cosas del famoso memorándum "Torture Memos", en el que intentaba justificar los peculiares métodos que la CIA utilizó en sus interrogatorios después del 11S, y al que Barack Hussein Obama II defenestró literalmente el segundo día de su llegada a La Casa Blanca, pretendió con una tergiversación de la American Constitucional Law, más concretamente de su artículo dos, y que se acabó conociendo como la "Unitary Executive Theory", para que tanto él, el Vicepresidente, como el Presidente, Bush, estuvieran fuera de todo el control. Y en parte, hasta lo consiguió. Pero los problemas le sobrevinieron cuando absolutamente nadie entendió cómo la empresa para la que trabajaba, que no era otra que la petrolera Halliburton, de Houston, Texas, tuviera contratas por más de 5.000 millones de dólares en Irak, país al que los EE.UU. invadió con la excusa de buscar unas armas de destrucción masiva y que nunca se encontraron. 

Y es así como un más que mediocre, un auténtico don nadie, un verdadero cenutrio, llegó hasta el poder. Utilizando los caminos más raros, tortuosos y sinuosos que se pueden utilizar.

 

 

 

Y si esto ha pasado en el país más poderoso del mundo, ¿qué puede pasar en el resto? Pues que hay otros más que mediocres, auténticos don nadies y verdaderos cenutrios que también han llegado al poder. Utilizando los caminos más raros, tortuosos y sinuosos que se pueden utilizar. Y que no dudan en utilizar la justicia, en qué la han convertido, la fiscalía, en qué ha quedado, la prensa sumisa y afín, y todos los medios a su alcance para destruir a todos aquellos que ellos crean se pueden interponerse en su camino. Claro está que el tiempo, el mejor juez de todos, siempre los acaba poniendo en su sitio. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.