Día 11

¡¡Buenos días cuaderno!!,

leo lo siguiente, "Vietnam suspends rice exports to ensure food security" y que "India is a major, possibly the largest, producer of Hydroxychloroquine in the world. Today, the country banned exports of the drug". Digo yo que eso debe formar parte de la tan cacareada "solidaridad internacional". Les anticipé que la solución vendría de China, y hoy ya les puedo confirmar que el puente aéreo China - Europa ha sido inaugurado. Hay esperanza. 


 

Éste es el panorama de "solidaridad" que tenemos por delante. Y cuando veo la "insolidaridad" que tenemos por delante, me acuerdo de todos y cada uno de los recortes que se han realizado a los sanitarios, en el no querer poner una máquina de radioterapia, en un  principio dijeron que no había dinero, con la cantidad de dinero que han tirado en todos y cada uno de sus "iluminados proyectos" que han acabado en nada, y que si se pusiera no sería rentable. No me quiero ni llegar a imaginar la angustia y el sufrimiento de los que les ha tocado en éstas fechas tener que ir fuera de Andorra a hacerlo, a las dificultades de movimiento habrá que añadir la incerteza de si se van a poder contagiar en los hospitales donde se les realice, etc... Cuando toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA les sigan hablando de "corresponsabilidad" ya saben qué contestarles. 

 

 

Toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, que se han dedicado a adorar al "Vellocino de oro", son los auténticos culpables de la total falta de previsión ante una crisis como la que se nos ha venido encima, y a la que muy pocos se han anticipado. Sí, han habido países que ¡¡SÍ!! que han sabido anticiparse y tomar las medidas oportunas para frenar la crisis; países como Corea del Sur, Singapur y Taiwan lo han hecho. (Vean link aquí). 

 

 

Que todo lo que ha acontecido desde principio de siglo era un total disparate, era más que evidente. Durante los primeros años del siglo había lugares en los que tenías que estar atento para que no te diera algunos millones en la cabeza; porque en ésa época los millones, de euros, volaban como si fueran nada. Más tarde empezó la crisis; y más concretamente el 27 de febrero de 2.007. El lunes 15 de septiembre de 2.008, sucedió el resto. Tras una larga y dura travesía por el desierto, en el que hubo demasiados cadáveres, de repente, la bolsa americana empezó a subir, y a subir, y a subir. Y venga a subir. Y nadie aprendió nada de nada de lo que pasó apenas unos años antes. Hasta que el maldito Coronavirus apareció para acelerar el inevitable proceso de transformación que toda ésta nueva revolución va a conllevar. 

 

 

Seguramente estamos en el peor momento, en las peores manos. ¿Dónde están los líderes que nos tienen que sacar de esta? Porque lo que ya deberíamos tener todos meridianamente claro es que toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, no nos van a sacar de nada. El lunes leía hasta cómo Juan Luis Cebrián Echarri sugería a la ciudadanía que una vez acabada la crisis de Coronavirus ejerza su derecho a pedir reparación legal si ha habido negligencia culpable por parte del gobierno español en la gestión de la crisis, recordando incluso que en Francia ya ha habido tres médicos que han presentado una querella contra su gobierno por dicho motivo. ¡¡Ya está bien que  toda ésta panda que se ha apoderado del poder, más todos los neófitos que se están intentando subir al carro de los que NO PRODUCEN NADA, se acaben siempre yendo de rositas!!

 

 

¿Alguien me puede explicar cómo es posible que si el petróleo ha caído un 45%, los combustibles tan solo lo hayan hecho un 8%? Puede que los desaparecidos responsables de economía algún día nos den la respuesta...

 

 

Solamente sin miedo y aplicando todo el sentido común nos saldremos de ésta. No tenemos otra. Y no tenemos otra porque vamos a tener que empezar a valorar otra vez las cosas, que simplemente son gratis, y a las que nadie o casi nadie ha hecho caso; la salud, la libertad, la fraternidad, la solidaridad. Algo que es natural, casi inapreciable. Cuánto se echa de menos no tenerlas y cuánto vamos a valorarlas a partir de ahora. 

Y mientras muchos de nosotros andan acongojados por la situación, la naturaleza sigue impasible su curso. Algunos se han pensado que estaban por encima del bien o del mal, o de cualquier regla natural del mundo; y son tan necios que todavía son incapaces de reconocer lo tremendamente insignificantes que son. 

 

 

Les voy a dejar con una maravilla que he encontrado por ahí. Espero que la disfruten, gracias:

 

C'était en mars 2020

C'était en mars 2020.

Les rues étaient vides, les magasins fermés, les gens ne pouvaient plus sortir. 

Mais le printemps ne savait pas, et les fleurs ont commencé à fleurir, le soleil brillait, les oiseaux chantaient, les hirondelles allaient bientôt arriver, le ciel était bleu, le matin arrivait pus tôt. 

C'était en mars 2020. 

Les jeunes devaient étudier en ligne, et trouver des occupations à la maison, les gens ne pouvaient plus faire de shopping, ni aller chez le coiffeur. Bientôt il n'y aurait plus de place dans les hôpitaux, et les gens continuaient de tomber malades. 

Mais le printemps ne savait pas, le temps d'aller au jardin arrivait, l'herbe verdissait 

C'était en mars 2020. 

Les gens ont été mis en confinement. pour protéger les grands-parents, familles et enfants. Plus de réunion ni repas, de fête en famille. La peur est devenue réelle et les jours se ressemblaient. 

Mais le printemps ne savait pas, les pommiers, cerisiers et autres ont fleuri, les feuilles ont poussé. 

Les gens ont commencé à lire, jouer en famille, apprendre une langue, chantaient sur le balcon en invitant les voisins à faire de même, ils ont appris une nouvelle langue, être solidaires et se sont concentrés sur d'autres valeurs. 

Les gens ont réalisé l’importance de la santé, la souffrance, de ce monde qui s'était arrêté, de l’économie qui a dégringolé. 

Mais le printemps ne savait pas. les fleurs ont laissé leur place aux fruits, les oiseaux ont fait leur nid, les hirondelles étaient arrivées. 

Puis le jour de la libération est arrivé, les gens l'ont appris à la télé. le virus avait perdu, les gens sont descendus dans la rue, chantaient, pleuraient, embrassaient leurs voisins, sans masques ni gants. 

Et c'est là que l'été est arrivé, parce que le printemps ne savait pas. Il a continué à être là malgré tout, malgré le virus, la peur et la mort. Parce que le printemps ne savait pas, il a appris aux gens le pouvoir de la vie. 

Tout va bien se passer, restez chez vous, protégez-vous, et vous profiterez de la vie

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices. 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.