El por qué de la caída del Grupo Banca Privada d'Andorra, BPA

El pasado miércoles fallecía Don Emilio de Ybarra y Churruca a la edad de 82 años, el "rubio", tal y como se le conocía en Neguri, el barrio aristocrático de Guecho

 

 

¿Y qué tiene que ver dicha muerte con Andorra? Pues muchísimo más de lo que todos ustedes se imaginan. Don Emilio llegó a la Presidencia de BBV en enero de 1990 y unos meses después de ser nombrado Presidente, Don Emilio se tuvo que enfrentar a una sorprendente situación: un consejero de origen BV le reveló que existían en Jersey fondos de ese banco, a nombre de personas interpuestas, que no habían sido comunicados a BB. Don Emilio, en lugar de aprovecharse de aquella intolerable ocultación para denunciar a todos los consejeros de origen BV y que BBV quedara en manos de los de su propio origen, pensó precisamente en ese "Banco" que para él era la referencia, evitó un gravísimo escándalo y una nueva crisis en el Consejo, regularizó la situación y controló aquellos recursos, ahora ya puestos a nombre de BBV y situados en su patrimonio, como lo que era, un buen administrador y gestor. Y así lo hizo, hasta el año 2001. (Vean link aquí, y recuerden la salida de dicho grupo bancario de una entidad de Andorra en esos años pagada, como no, a precio de oro). 

¿Y qué pasó para que el 15 de diciembre de 2.001 Don Emilio anunciara su retirada en puertas de una Asamblea General que se le habría rendido como un solo accionista, si el año 2000 había sido extraordinario para el banco, que fue proclamado por la revista Forbes el mejor banco del mundo y el 2001 siguió en la misma estela, con una capitalización en bolsa de 8,5 billones de pesetas, lo que hizo del BBVA el mejor banco español, el segundo de Europa y figurar entre los 15 grandes del mundo? Pues la negativa que Don Emilio a José María Alfredo Aznar López para destituir al jefe de su servicio de estudios, Miguel Sebastián Gascón.

Vayamos a la historia de la "A" que le falta para ser BBVA, y así entenderemos mejor todo el proceso. Francisco González Rodríguez llegó a la presidencia de Argentaria el 17 de mayo de 1996, doce días después de que José María Alfredo Aznar López asumiera la presidencia de gobierno el 5 de mayo de 1996. Aunque procedía del sector financiero, carecía de experiencia como banquero. Rodrigo de Rato y Figaredo, a su vez, era en aquellos días el todopoderoso vicepresidente del gobierno, el máximo responsable del área económica. Fue el entonces presidente de Ibercaja y de la Bolsa de Madrid, Manuel Amador Miguel Pizarro Moreno, quien sugirió a Aznar ese nombramiento como otros que tuvieron lugar en el ámbito de las empresas públicas. El problema entre Don Emilio y González, o lo que es lo mismo, entre BBV y A, comenzó por la situación anómala, por mal contabilizada, del estado de los créditos al Grupo Rato, entonces ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, originados en Argentaria y aprobados por González. El Grupo Rato, creado por los hermanos Rodrigo, Ramón y María Ángeles, se basó en negocios de radio (Cadena Rato), distribución de bebidas (Schweppes), actividades inmobiliarias y viajes. 

La llegada de González a la presidencia de Argentaria, según se ha señalado, redundó en un incremento notable del riesgo crediticio de la entidad con el citado grupo. La expansión se basó también en un préstamo a Constructora Inmobiliaria Urbanizadora Vasco Aragonesa SA (CIUVASA), que presidía Luis Alberto Salazar Simpson, cuñado de Rato; en ella era consejero Ramón Rato. Tres eran las empresas del Grupo Rato con riesgos en BBVA: Muinmo y Aurosur (actividad inmobiliaria) e Ibermar (agencia de viajes). Y junto a ellas la citada CIUVASA, que mantenía vínculos financieros con el Grupo Rato. A Aurosur, en el sector inmobiliario, se le otorgó financiación en 1998 para cancelar deudas impagadas de Rebecasa, sociedad dedicada a la distribución de bebidas que suspendió pagos en noviembre de 1997 al retirarle Schweppes la distribución. El 22 de febrero de 2001, en el BBVA se perfiló un informe de la auditoria interna sobre los riesgos domiciliados en la oficina 5290 (Madrid, Puerta de Alcalá) donde se concentraba la llamada banca de empresas.

 

 

El 30 de noviembre de 2001, ¡¡José Pérez Fernández!!, (QUÉDENSE CON ÉSTE NOMBRE), Director General de Auditoria y Control, se dirige a los co-presidentes De Ybarra y González para informar de las “posiciones crediticias con el Grupo Rato y las valoraciones de auditoria interna” a partir de la citada auditoria que había concluido en febrero de 2001. El informe apunta “las circunstancias referidas sobre los riesgos asumidos (879,8 millones de pesetas al día 28 de noviembre de 2001): origen de los préstamos y créditos en refinanciaciones y renovaciones tras impagos de amortizaciones; empeoramiento de la situación financiera de las empresas, cruces de participaciones y financiaciones que dificultan una valoración adecuada de la solvencia del grupo; deterioro de los resultados y escasa calidad de la generación de recursos, que en buena medida se obtienen en la enajenación del inmovilizado, y, en fin, falta de aportación de garantías eficaces, hacen considerar preocupantes los riesgos con Muinmo, Aurosur, Ibermar y CIUVASA”. Añadía: “Las prácticas bancarias seguidas en la gestión de estos riesgos no han sido adecuadas y necesitan mejoras… debiendo reconducir las posiciones y reforzarlas con garantías eficaces. En aplicación estricta de la norma décima, apartado 2.b y 5 de la Circular 4/1991 del Banco de España, los riesgos con estas empresas deberían ser calificados como dudosos y provisionarlosal menos en un10%”. Si se hacía caso a este informe, el Banco de España era burlado en la calificación de los créditos del ministro de Economía, el vicepresidente Rato, cuyo grupo mantenía con el BBVA un riesgo de casi 1.000 millones de pesetas. (Vean link aquí). 

De Ybarra renunció el 18 de diciembre de 2001 a la copresidencia del BBVA, lo mismo que Pedro Luis Uriarte Santamarina a su cargo de Consejero Delegado. Eso sí: González decidió proponer el nombramiento de José Ignacio Goirigolzarri Tellaeche como Consejero Delegado para sellar “la paz interna”, hecho que no evitó la depuración del sector próximo a De Ybarra. El 1 de marzo de 2002, el Banco de España, bajo el timón del gobernador Jaime Caruana Lacorte, abrió expediente disciplinario al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por gestionar cuentas secretas en el extranjero (en el paraíso fiscal de la Isla de Jersey) por valor de 37.850 millones de pesetas (227,5 millones de euros) que no fueron reflejados en las cuentas hasta el ejercicio 2000, tras la fusión del BBV con Argentaria

 

 

Pues bien, resulta que José Pérez Fernández, un enorme técnico del Banco de España, del que fue Director de Supervisión, y por exigencia del gobierno socialista de Zapatero, es impuesto como condición sine qua non a Banca Privada d'Andorra que sea el Presidente de Banco Madrid, cosa que a los andorranos no les queda otra que aceptar, sin saber seguramente que José Pérez Fernández, a la época, había hecho el informe de auditoría interno en el que se hablaba de los riesgos crediticios del Grupo Rato. ¡¡Menudo pecado capital!! Y hete aquí que otro personaje más que oscuro, Luis de Guindos Jurado, aprovecharía la coyuntura para culpar al "clan Intermoney", que dominó los principales organismos económicos del país durante el gobierno socialista: su presidente, José Pérez Fernández, Director de Supervisión del Banco de España durante 25 años y presidente de la otrora todopoderosa agencia de valores, y la Consejera Soledad Núñez Ramos, Exdirectora General del Tesoro y esposa de Javier Vallés Liberal, que sucedió a Miguel Sebastián Gascón (miembro del núcleo duro del clan) al frente de la Oficina Económica de Moncloa con Zapatero, del escándalo de Banco Madrid sin impedirlo. (Vean link aquí). 

 

 

Los personajes de esta historia han hecho un recorrido circular. Francisco González ha tenido que declarar como testigo después de mantener las relaciones contradictorias de poder con Rato y conseguir su salida de Bankia; Luis de Guindos, fue el anfitrión de la cena en la que se fraguó la defenestración de Rato de la presidencia de Bankia y quien linchó a su antiguo jefe con la cuerda del Fondo Monetario Internacional (FMI), entidad a la que solicitó la publicación anticipada de las conclusiones que desnudaron a Bankia ante los mercados en pánico el 25 de abril de 2012.  Y por último, pero no por ello menos importante, Jaime Caruana, quien extendió como gobernador del Banco de España la alfombra roja para acabar con Emilio de Ybarra en 2001, es miembro del Consejo de Administración del BBVA.  

Ayer en Expansión, Uriarte se despachó a gusto con los que él mismo califica como colegas farisaicos y de haber utilizado medios torticeros para acabar con el bueno de Don Emilio, siguiendo con el ambicioso estratega que, desde la sombra, urdió aquella operación, fracasado. El juez estrella que tanto fabuló, estrellado. El brillante periodista que tanta leña echó a la hoguera, desplazado..., y acabando con un espectacular "quien a hierro mata, a hierro muere, pronto caerá". (Vean link aquí). 

Y si la parte española de la "concorxa" contra el Grupo BPA ya queda más que demostrada, la parte andorrana no deja asombrar a propios y extraños. Si no, ¿por qué precisamente ahora l'AREB carga contra la antigua dirección de BPA? ¿Puede ser que ya hayan pasado los cinco años de responsabilidades solidarias de gente que dimitió del Consejo de Administración del banco en enero de 2014? ¿Y si la "concorxa" empezó en enero de 2014 y no en la primavera del mismo año, tal y como hasta ahora me creía? ¿Quién o quiénes sabían la que se avecinaba para BPA? Preguntas...

Ustedes se pueden pensar que me olvido de los USA, y no es así; tal y como adelanto el "visionario" Celestino Barroso los americanos sabían cómo hacerlo y que había una empresa americana dispuesta a hacerse con el banco. Y le llamo "visionario" porque no se equivocó en nada. 

Y mientras tanto el triángulo El País - Panfleto oficial del estado - RTVA, siguen "intoxicando" con noticias cada vez más patéticas. Y si no vean lo que se lee en la siguiente foto, y no me digan que no es de juzgado de guardia:  

 

 

 

Y como no podía ser de otra manera, los medios sumisos y serviles del Principado se han hecho eco de una noticia que ni es noticia, ni es nada, porque entre otras cosas, y hasta donde yo sé, todo ése tema está archivado, con lo cual no hay ni caso. Pero ellos, erre que erre con todas las bobadas varias que se les van ocurriendo a todos estos torticeros pseudoestrategas andorranos

Hace un tiempo, concretamente el 21 de junio de 2018, escribí esto: "El País; un diario in-de-pendiente", vean link aquí. Hoy les linko de dónde lo saqué para que ustedes puedan sacar sus propias conclusiones. "El curro de El País de España: Andorra paga 30.000 dólares por nota". (Vean link aquí). 

Les invito a que todos ustedes pongan en el buscador de Google lo siguiente: "José María Irujo + Joaquín Gil + BPA José María Irujo + Joaquín Gil + Banca Privada d'Andorra" y ya me dirán qué les sale. ¡¡Asombroso!! 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.