¿Tiene hoy en día sentido seguir manteniendo una televisión pública?

Si hay una noticia recurrente en España desde el 2017 esa no es otra que la del "supuesto golpe de estado" que han protagonizado los que ahora están siendo juzgados en Madrid por ello. Y lo que más me llama la atención es la prácticamente nula cobertura que se le está dando al pseudojuicio por parte de la televisión pública española. ¡¡Asombroso!!

¿Hay alguno de ustedes que le quede el menor atisbo de duda de la falta total de independencia de RTVE? ¿Por qué RTVE, la televisión pública española, no le da ninguna cobertura a dicho pseudojuicio? ¿Quién o quiénes son los que ponen y quitan a su entero antojo a los directores de dicha televisión? ¿Qué perfil de director se elige? ¿Acaso prima el talento sobre el sometimiento o se elige un perfil bajo sin ningún criterio para plantar cara al pseudopolítico de turno?

 

 

Lo que en el principio se hizo con el afán de dar un servicio público a toda la ciudadanía, los pseudopolíticos que se han apoderado del poder desde hace décadas, como con todo lo demás, lo han reconvertido en una maquinaria de desinformación que, con el dinero de todos, tan solo sirve a unos pocos y a sus más bajos y bastardos intereses. 

 

 

En lo que se ha convertido la televisión pública española se lo dejo a cada uno de ustedes. A mí me produce una  pena infinita española comprobar el resultado final. Y para mayor INRI aún tienen la desvergüenza de quejarse de la caída de audiencia. ¡Pero cómo son tan memos de pensar que no se les va a caer la audiencia cuando han convertido la televisión pública en un panfleto oficial del estado! 

 

 

En realidad la televisión, la pública y la privada, no son una caja tonta. Lo que sí es del todo tonto es el mal uso que desde el poder se le está dando. A última hora no deja de ser un electrodoméstico más de los que hay en una casa. Y para todos aquellos que aún no se han enterado la pobre televisión está es fase terminal. Las nuevas tecnologías, y sobre todo Internet, hace décadas que se han llevado por delante su obsoleto formato. Hoy en día los jóvenes, y los no tan jóvenes, pasan directamente de la televisión. En la red hay canales que permiten, con total independencia, acceder a la información que se quiera. 

Los más dogmáticos, todos aquellos que se han quedado atrapados en el tiempo, los que no han sabido, ni querido, reinventarse, siguen con su vano empeño de defenderla a toda costa. Y son tan lerdos de no querer aceptar la cruda realidad. No se han enterado todavía que La Vanguardia apenas vende 20.000 ejemplares al día. Aún no se quieren enterar de las caídas generales de lo que ellos siguen empeñados en denominar "medios tradicionales", y que van desapareciendo día sí, día también. Y se empiezan a dar cuenta que hoy en día la televisión no tiene poder de influir en nada, y muchísimo menos en unas elecciones.

Y que no echen la culpa a los medios digitales de todo lo que les pase porque el periodismo ha acabado por culpa de todos ellos. Del poder porque ha repartido unos pocos caramelos y de algún periodistas que los han aceptado. Y si no miren la cantidad de periodistas que se ocupan de "la comunicación" de cualquier administración pública. Periodistas que han preferido priorizar un sueldecillo a cambio de una pequeña zona de confort. Uno de ellos llegó a decir que prefería seguirse aburriendo en su puesto de trabajo que volver a la vida con un proyecto nuevo. ¡¡Qué triste!!

 

 

Y con esta manera tan rara de pensar de unos, los que se autoproclaman políticos, y de conformarse de los otros, los tontos útiles o necesarios, no se va ya a ninguna parte. Por eso, entre otras muchas cosas, Andorra sigue anclada en el tiempo. En el proyecto de ley del presupuesto para el ejercicio del 2019, se dice que Ràdio i Televisió d'Andorra SA tendrá un presupuesto de 3.897.675,89€., con unos gastos de personal de 2.496.789,95€. Empecemos a hacer preguntas: ¿RTVASA es independiente? ¿RTVSA está al servicio de todos o al servicio de unos pocos elegidos? ¿Quién o quiénes son los que ponen y quitan al DG? ¿Cuál es el criterio para elegir al DG? ¿Se valora más el talento o se valora más el sometimiento? ¿Hay alguien que a estas alturas aún se mire RTVASA? ¿Es necesario para el peís seguir manteniendo RTVASA

Las respuestas, como siempre, las dejo en sus manos. 

 

 

Ayer me enteré que un aparato de radioterapia Halcyon de última generación, capaz de reducir el tiempo de radiación y aplicar dosis bajas en tejidos sanos para reducir los efectos secundarios en los pacientes, tiene un coste de 2.333.333,33€., cifra muy parecida a la que en su día el Govern dels millors aportó al Bàsquet Club Andorra y que RTVASA recogió en su página web. Vean link aquí. Cada govern es muy libre de priorizar en qué va gastar el dinero de todos. Pero a posteriori al menos tendrían que tener la decencia de no quejarse porque la población les eche en cara sus decisiones.

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.