Xavier, eres preso de tus actuaciones

La realidad es que todos nosotros, de una manera u otra, somos presos sin que apenas seamos conscientes. Presos de nuestro pasado. Presos de la sociedad que nos rodea. Presos de nuestro trabajo. Presos de nuestras actuaciones. Presos de nuestras decisiones. Presos de nuestras propias relaciones personales. Presos de la salud. Libres pero, sin saberlo, presos. 

Desde que nacemos cada uno de nosotros vamos dejando huellas de nuestro fugaz paso por la tierra, huellas que tan solo pueden ser juzgadas conociendo el pasado. Y todas esas huellas que vamos dejando son las que en definitiva permiten conocer si se ha sido coherente en la vida o, si en un momento determinado, algunos actúan por lo que ahora se viene conociendo como postureo

Y cuando alguno de nosotros se quiere dedicar a la política lo primero que tendría que hacer es un profundo examen de las huellas que ha ido dejando en su vida. Ése tendría que ser el ejercicio previo que cualquier ciudadano tendría que realizar para dar el paso a lanzarse al mundo político. Pero la realidad es que muy pocos, por no decir ninguno, lo llega a hacer. Y luego pasa lo que pasa...

Nuestra sociedad ha devenido en un organismo putrefacto que se conserva bajo el hielo de la hipocresía. Cualquiera que no tiene ganas de trabajar se lo monta para erigirse en jefe y de esa manera poder organizar y vigilar el trabajo de los demás. 

 

 

Y todos aquellos que aún se atreven a apelar a la Historia lo hacen a sabiendas que lo que denominan su Historia no es más que una mentira encuadernada. Y la encuadernación es suya. La Historia siempre la han escrito los vencedores y es por ello que no hay que cejar en el empeño de intentar llegar a conocer la verdad. Porque el pueblo desconoce que se es más esclavo de los débiles que de los fuertes, porque a estos últimos no les hace falta humillar a nadie. Y lo que también desconoce el pueblo es que el que no se atreve a ser inteligente se convierte en político. 

 

 

Hoy, festivo en Andorra, el periódico El Mundo nos sacude la paz y el sosiego con el siguiente titular: "Andorra cree que la Policía acosó su banca para destapar a los Pujol", vean link aquí. ¡¡Mandan webs!! A escasos días del cuarto aniversario del INFAME 10 de marzo de 2015 y después de haber escrito, y escrito, y descrito, y vuelto a escribir y describir lo que aquí había sucedido, resulta que por lo que dice la noticia ahora Andorra cree que la policía (española) acosó a su banca para destapar a los Pujol

Y no contentos con todo ello los de El Mundo incluyen en la noticia una grabación del comisario Marcelino Martín Blas que se cae por su propio peso: ¿cómo puede ser que Joan Pau Miquel Prats le entregara lo que él denomina una "cuartilla" en la que estuviera incluido Jordi Pujol Soley, cuando a estas alturas de la película todo el mundo sabe, o debería saber, que el citado Jordi Pujol Soley jamás apareció como titular en ninguna cuenta de Andorra? ¿Cómo alguien, por muy comisario, o excomisario, que sea, puede mentir en en un juicio tan descaradamente y que no pase nada de nada? ¿Qué nivel de ridículo piensan alcanzar las "justicias" de ambos países consintiendo semejantes patochadas? ¿No se dan cuenta que mientras persistan en sus puestos los mismos, la "justicia" no va a avanzar en éste caso, y en otros que no les interese?

En la noticia se habla, se vuelve a hablar porque ésa fecha desde aquí nos hemos cansado de señalarla, del 2 de junio de 2014 como la fecha del encuentro entre el tal Celestino Barroso y Joan Pau Miquel. ¿Y saben ustedes quién era ministro de justicia en Andorra en 2014? Pues el que ahora se postula como candidato a Cap de Govern por parte de DA en las elecciones del próximo 7 de abril. Y una de dos; o no se enteró de nada, lo cual dice mucho del candidato, o igual  que se enteró, lo cual le descalifica inmediatamente como candidato. 

¿Quién en su sano juicio va a votar a quién no supo, quiso, defender Andorra, por muy buen chaval que sea? ¿Quién en su sano juicio va a votar por alguien que ha formado parte por activa, o por pasiva, en el desmadre continuado que ha vivido éste peís en los últimos cuatro años, por muy buen chaval que sea? ¿Quién en su sano juicio va a votar por alguien que no supo, quiso, poner punto y final a todas las atrocidades cometidas desde el INFAME 10 de marzo de 2015, por muy buen chaval que sea? ¿Quién en su sano juicio va a votar por alguien que no recuerda que su familia formaba parte, como accionista significativa, del banco que se dejo caer, por muy buen chaval que sea? ¿Quién en su sano juicio va a votar por alguien que no recuerda que en su empresa familiar se hizo alguna que otra "compensación de caja", por muy buen chaval que sea? 

Xavier, todo esto, y otros temas que pueden ir saliendo a su debido tiempo, es lo que te convierte en preso de tus propias actuaciones. Son parte de las huellas que has ido dejando a lo largo de estos años.

 

 

Y como quiera que según parece hay candidaturas que solo se presentan para, en caso de ser necesarios por falta de una mayoría absoluta, sacar el mayor provecho posible, con los abominables, asquerosos y oscuros pactos secretos, al pueblo soberano, sabio él, no le queda otra que reflexionar profundamente y usar el llamado voto útil, para no tener que seguir viendo, oyendo y callando.

 

javascript:void(0)

 

Ya es bien triste tener que votar por descarte que no por "trempera", pero Andorra no se puede permitir otra vez más de lo mismo. Las candidaturas las hacen quiénes las hacen y solo ellos son culpables de haberlas confeccionado a su manera. 

 

 

Atreverse a ser "diferente", tal y como decía Kurt Cobain, es la única opción que entre unos y otros nos han dejado. Y no les moleste consentir que todos ellos sean "iguales". ¿A quién le importa?

 

 

 

 

 

¡¡En las próximas elecciones no les demos ni un solo voto!!

¡¡Ja no us tenim por!!

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.