Cuánto daño hace la "envidia"

El pasado 1 de octubre moría el cantante de origen armenio Shahnourh Varinag Aznavourián Baghdassarian, más conocido como Charles Aznavour. Francia, que sabe enterrar como se merece a sus GRANDES ÍDOLOS, le ha rendido todos los homenajes habidos y por haber. ¡¡Quel Grandeur!!

 

 

El pasado 6 de octubre moría en Barcelona la no menos GRANDIOSA María de Montserrat Bibiana Concepción Caballé Folch. Y en España, que NO sabe enterrar como se merece a sus GRANDES ÍDOLOS, las redes sociales se llenaron de toda la porquería habida y por haber. ¡¡Penoso y patético!!

 

 

Los dos GRANDIOSOS ARTISTAS. Los dos conocidos mundialmente. Los dos actuaron en muchos países del mundo. Y los dos cobraban sus buenos dineros por esas actuaciones, deducidos los impuestos correspondientes del país que fuese. 

En aquellas épocas NO habían convenios de doble imposición; es decir, que una vez que cobraban por sus actuaciones en el país que fuera, si el resto lo llevaban a su país, ése país les volvía a aplicar todos los impuestos que se les pasara por la cabeza, como si la actuación se hubiera realizado en ése país y no en el otro. ¡¡Demencial!!

Todos aquellos humanos, el 90% del resto, a los que nunca se les ha pagado nada por su trabajo allende de las fronteras de su país, desconocen cómo funciona todo esto. Y se atreven a "opinar" por lo que leen en los periódicos que están subyugados por el poder, sin darse cuenta de cuánto pueden llegar a estar manipulados. 

 

 

Los Grandes The Simpsons ironizaban en uno de sus capítulos de cómo son las redacciones de todos esos periódicos; ¡¡y no andaban demasiado equivocados!!

Si una hacienda quiere hacer "escarnio público" de cualquier personaje notorio público, lo que ellos vienen denominando como "defraudadores fiscales", no dudan en utilizar TODOS y cada uno los medios que tienen a su alcance, incluida su servil prensa. Y el populacho, como ellos lo denominan, en general, ya tiene tema para días y días. Y ya se encarga el propio "populacho" de acabar por destrozar a todas aquellos personajes de los que debería estar más que orgullosos. Y los gobernantes, conocedores del pecado capital español por excelencia, que no es otro que la envidia, la "íntima gangrena española", tal y como la definía Unamuno, o la "raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes" que decía Cervantes, se aprovechan de ello.  

 

(Observen la cara de la señora al paso de la actriz Jayne Mansfield...).

Y también los gobernantes juegan con que la ignorancia no tiene límites. Y que hoy en día cualquier mindundi del tres al cuatro tiene una tarifa plana de Internet y opina. Y sentencia. Y se quedan tan anchos. Y la inmensa mayoría de las veces sin saber de qué están hablando. ¡¡Ejemplar!!

Me produce una inmensa tristeza cómo han dejado en las redes sociales a la GRANDIOSA María de Montserrat Bibiana Concepción Caballé Folch. No se merece en absoluto la cantidad de burradas que han dicho sobre ella. Cualquiera que haya estado cerca de un "genio" sabe que en el trato diario casi todos son insoportables. La propia naturaleza ya se cuida de hacerlos diferentes para que se puedan dedicar a lo suyo. Pero ése hecho, entiendo, que no puede ser señalable sino que se tiene que considerar como una característica esencial de cualquier genio que, de verdad, ha hecho avanzar el mundo. El resto de los humanos somos los "diferentes" para todos ellos.

Pero no solo existe la envidia en España. Dense una vuelta por el Principado de Andorra y se darán cuenta de lo que desde hace años les vengo contando. Y es por todo ello que tienen que existir medios como el Altaveu. Medios críticos que no se dejan, ni se dejarán, subyugar por el poder establecido. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.