A Antonio, sin ningún argumento, también se le acaba el tiempo

Al cada vez más triste, afligido, apenado, entristecido, apesadumbrado, atribulado, pesaroso, mohíno, mustio, taciturno, compungido, cariacontecido, cabizbajo y aislado Antonio, que desde mucho antes del INFAME 10 de marzo de 2015 nunca tuvo argumentos convincentes para justificar su desastrosa intervención de BPA, también se le acaba el tiempo. Y en plena debacle por el atropello cometido ahora, por lo visto, no se les ocurre otra que reabrir el asunto de aquellos venezolanos a los que la propia Batllia primero bloqueó una cierta cantidad de dinero y que luego, ante la tremenda evidencia que en ése dinero no había nada "raro", no le quedó otra que desbloquearlo. 

Vuelvo a insistir otra vez, y lo haré todas las veces que sean necesarias; En Banca Privada d'Andorra, tras cientos de miles de horas de auditoría, tras no sé cuántos cientos de auditores venidos de todo el mundo mundial y tras el oculto  informe de PwC, que por descontado nadie ha visto, no hay nada de nada, de nada. En Banco Madrid tampoco hay nada de nada, de nada. En Interdin SA tampoco hay nada de nada, de nada. Y en Banca Privada d'Andorra Panamá aún menos. 

Ayer Fitch, agencia de evaluación de riesgos, según informó el Govern dels millors, ha mejorado la nota de Andorra, situándola en BBB+, y ha colocado la confianza en la economía del Principado a niveles anteriores a la crisis de la Banca Privada d’Andorra (BPA). Pero claro está que eso es lo que dice el Govern dels millors, porque Fitch no dice para nada todo eso que le pretenden poner en su boca. Efectivamente en la nota que el Govern dels millors ha pasado a las agencias se dice, y cito textualmente: “La mejora de todos los indicadores evaluados sitúa la valoración del país y la confianza en su economía a niveles anteriores a la crisis de la BPA y es un reconocimiento de los pasos dados para lograr la recuperación de la economía andorrana”, ¡¡subraya el Gobierno andorrano!!

 

 

Cojamos la nota emitida por Fitch, pueden ver el link aquí, y la única referencia que la agencia de evaluación de riesgos hace a Banca Privada d'Andorra es la siguiente, y cito textualmente: "Fitch has not included the potential costs of financial damages from the lawsuit brought by Banca Privada d'Andorra's former owners against the government in its public finance projections". (Fitch no ha incluido los costos potenciales de los daños financieros de la demanda presentada por los antiguos propietarios de Banca Privada d'Andorra contra el gobierno en sus proyecciones de finanzas públicas). Ésa es la referencia que Fitch hace a Banca Privada d'Andorra. Es decir que Fitch, agencia de evaluación de riesgos, ¡¡CONTEMPLA!! las tremendas y justas indemnizaciones que Andorra va a tener que pagar a los antiguos dueños de Banca Privada d'Andorra y a todos los miles de afectados.

Y mientras a sus cada vez menos acólitos les faltó tiempo para salir en las redes sociales a "celebrar" (?) el nuevo gran triunfo del Govern dels millors, entiendo que debe ser muy grave "celebrar" las derrotas, y nuestro caballero de la triste figura anda como alma en pena intentando salir en todas las fotos que pueda, el país sigue su irremediable camino al carajo. Y buena prueba de ello es la noticia aparecida ayer en el periódico ABC en la que se cuenta cómo Sir James Arthur Ratcliffe, el hombre más rico de UK, que supo convertir lo que todo el mundo descartaba en oro, ha decidido abandonar su país para refugiarse en el Principado de Mónaco y beneficiarse así de su generoso sistema fiscal. (Vean link aquí). 

¿Quieren que les diga lo que pienso? Pues que el bueno de Sir James Arthur Ratcliffe no tiene ni pajolera idea que Andorra existe.

 

 

 

 

 

 

 

Intenten ser felices.