Las navidades más tristes

Las navidades más tristes
Las navidades más tristes

Hace mucho tiempo que las navidades me entristecen. A medida que vas haciendo años cada vez faltan más seres queridos en torno a la mesa y, por lo menos en mi caso, todavía no ha aparecido una nueva generación para volver a tener que hacer el paripé.

 

Pero éste año las navidades van a ser más tristes. Y digo que van a ser más tristes porque un conciudadano nuestro no las va a poder pasar con los suyos. Un conciudadano que no ha sido juzgado, ni mucho menos condenado. Un ciudadano al que hay gente tan frívola que le trata de delincuente. (Algún día les explicaré el encuentro en la tercera fase y la conversación que tuve con esa persona). Un conciudadano que tiene hijos, esposa, padres, hermanos, tíos, sobrinos, etc, etc, etc… A ése conciudadano, y a todos los suyos, que le expliquen lo de “tots som un”.

 

También serán tristes, muy tristes, para todos esos trabajadores que están padeciendo un embarazo no deseado, y que no saben ni que van a parir. Casi 9 meses de desasosiego, confusión, perplejidad, turbación de ánimo, abatimiento, humillación, afrenta, ignominia, miedo, pavor, pánico. A ellos también les podéis explicar eso de “tots som un”.

 

También serán tristes, muy tristes, para todos los clientes. Personas normales y corrientes que gracias al mal hacer de unos gobernantes, cada vez más incapaces, han sido criminalizados, sin comerlo y sin beberlo. A todos ellos también les podrían explicar eso de “tos som un”.

 

También serán tristes, muy tristes, para todos los accionistas. Personas que sí que se jugaron su capital, no el de nadie más, y que han visto cómo se lo han evaporado. Así, por la cara. Que les expliquen a ellos también eso de que “tots som un”.

 

Y también serán tristes, muy tristes, para todos los afectados, que en definitiva somos todos. Hemos pasado de ser unos ciudadanos que despertábamos envidia al mundo mundial, a ser casi, casi, tachados de delincuentes. Nunca unos pocos hicieron tanto daño a unos muchos. Se lo van a seguir consintiendo? A todos nosotros, que nos expliquen eso de “tots som un”. (Conmigo se lo pueden ahorrar porque los mandaré a Can Pistrano, por no decir algo más escatológico).

 

Les desearía una feliz Navidad, pero de verdad no me sale del alma.

 

Intenten ser felices.

 

 

 

 

 

 

Comentaris

Trending

Com la majoria de webs, utilitzem cookies (galetes), tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística de la vostra navegació i soferir-vos un servei personalitzat. Si continueu navegant, considerem que n'accepteu l'ús.